Salud

Causas y prevención del picor vaginal

Por qué se produce, cómo se puede evitar y cuáles son las soluciones

sábado 8 de febrero de 2020 - 7:19 am

Prácticamente todas han sentido picor genital en algún momento de su vida, aunque hay etapas en las que es más frecuente, especialmente en la infancia, durante la pubertad, en el embarazo y la menopausia.

Las razones son múltiples y no siempre van asociadas a una infección. La parte externa, es decir, la que comprenden los labios mayores y menores de la vulva, están cubiertos por un tejido muy delicado. Esa piel es más fina que la del resto del cuerpo y se asemeja a la de los párpados de los ojos. Por el contrario, las zonas más internas son de mucosa, como la del interior de la boca.

El clítoris está bajo los labios mayores y asoma en la zona sobre la uretra (el área de la salida de la orina). Es un órgano con muchas terminaciones nerviosas, el doble que el pene. Cualquier irritación de esas terminaciones se puede sentir como picor.

Así que puede surgir desde por el roce con la ropa interior o de deporte, hasta por químicos, como puede ser el uso de jabones inadecuados. Debemos pensar que es síntoma de una infección si el éste se asocia a úlceras, ampollas, o a aumento o cambio del flujo vaginal.

Pistas para detectar las causas

Ante la aparición del picor, pensar en las posibles causas, y el momento en el que aparece. No hay que preocuparse en exceso, ya que los nervios aumentan el picor en la mayoría de los casos. Por ejemplo, si tras hacer deporte con ropas ajustadas, sentís molestias, este puede ser el problema.

Debemos pensar en infecciones por hongos si se han tomado antibióticos unos días antes. Si se han tenido relaciones sexuales, sobre todo sin preservativo, o con alguna nueva pareja, podemos sospechar que tras ese picor hay una infección de transmisión sexual.

Cómo prevenir el picor vaginal

Se basa en una buena higiene, que no consiste solo en lavarse bien:

– Evitar prendas ajustadas y el roce.

– Evitar productos agresivos para el pH vaginal y utilizar jabones adecuados para el área genital.

-Obviar rasurados muy intensivos o que apliquen calor o tirones importantes.

– Usar lubricantes en las relaciones sexuales si el picor es tras las mismas. Además, es importante protegerse con preservativo durante las relaciones sexuales coitales, o con campo de látex en el sexo oral hacia la mujer. El campo de látex es un rectángulo que se puede comprar o fabricar cortando ambos extremos de un preservativo, y el cilindro resultante abriéndolo a lo largo.

– Es aconsejable que la ropa interior sea de fibras naturales.

Si a pesar de esos consejos el picor aparece y persiste, consultar a tu ginecólogo. Hay enfermedades dermatológicas, reumatológicas, alérgicas o infecciosas que se presentan con picor genital.

Fuente: Cuidate Plus

COMENTARIOS