Belleza

Ingredientes de maquillaje que deberías evitar si tenés acné

Siete sustancias que no son convenientes si sufrís de este problema y cómo reemplazarlas

jueves 6 de febrero de 2020 - 7:09 am

Cuando se tiene una piel propensa al acné no solo hay que prestar especial cuidado a los productos cosméticos que usás en tu rutina de belleza facial, sino que también es importante que elijas bien el maquillaje para evitar las imperfecciones y el acné quístico.

Sí hay ingredientes presentes en el maquillaje que ayudan a la estabilidad del producto, pero que no aportan beneficios a la piel, como lo son:

Aceites

La mayoría además de conferir nutrición a la piel sirven para dispersar los pigmentos. En cosmética clásica encontramos el C12-15 Alkyl Benzoate y en la cosmética natural es común el Octyldodecanol. Lo ideal sería encontrar fórmulas repletas de aceite de jojoba, que ayuda a disolver el sebo; aceite de girasol, que contiene omega 6; aceite de tamanu, que es calmante, o de zanahoria, que posee betacarotenos para minimizar el aspecto de las cicatrices causadas por el acné.

Siliconas

Se utilizan tanto en dosis bajas para evitar el efecto “espuma blanquecina” sobre la piel, como en a dosis más elevadas para conferir un toque sedoso, casi evanescente al aplicarnos el producto. También ayudan a la fórmulas ‘waterproof’ por su habilidad para repeler el agua. En realidad son ingredientes inertes que no aportan ningún beneficio. Se podrían sustituir por aceites vegetales de toque muy ligero, como el de damasco o de semillas de lino. También el ácido hialurónico de elevado peso molecular deja la piel elástica e hidratada.

Fragancias

Son mezclas de aceites esenciales de síntesis o naturales. Estos se caracterizan por un elevado contenido en sustancias que pueden producir reacciones inflamatorias que podrían desencadenar en acné o agravar condiciones existentes.

Lanolina

Es un ingrediente denso que aumenta la viscosidad de la fórmula final. El problema es que disminuye potencialmente la velocidad a la que fluye el sebo en la piel, por lo que se acumula en los poros, que podrían inflamarse y provocar la aparición de acné.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Petroquímicos

Aparte de la función barrera para disminuir la perdida de agua transepidérmica, no aportan nada. Se pueden sustituir por alternativas naturales, como el escualeno vegetal (es un hidrocarburo como la parafina) que, además, actúa como nutriente y es uno de los componentes claves del film hidrolipídico, y, por tanto, más compatible con la composición de la piel que la parafina.

Cloruro de sodio

Ayuda a dar viscosidad a la fórmula de manera muy barata, ya que detrás de esta nomenclatura química se esconde la sal común. Es uno de los pocos ingredientes donde la comunidad científica se ha puesto de acuerdo sobre el efecto negativo sobre el poro: inflamación de la piel y, como consecuencia, aparición de acné. Se puede sustituir por gomas naturales que actúan como potenciadores de la viscosidad y suelen ser hidratantes al mismo tiempo, ya que en su composición figuran numerosos azúcares.

Fuente: Cosmopolitan

COMENTARIOS