Crimen en Villa Gesell

La coartada de tres de los rugbiers para desligarse del asesinato de Báez Sosa

Lucas Pertossi, Alejo Milanesi y Juan Pablo Guarino aseguran que no se encontraban ni en el lugar ni en el momento en que ocurrió la golpiza fatal

sábado 1 de febrero de 2020 - 9:43 am

Luego de dos semanas en silencio, es probable que en los próximos días tres de los diez rugbiers que están detenidos por el homicidio de Fernando Báez Sosa rompan el pacto de silencio que los mantiene unidos en una celda del penal de Dolores. Los jóvenes aseguran que no participaron en el ataque.

Se trata de Alejo Milanesi, Juan Pedro Guarino y Lucas Pertossi. Hasta el momento, aparecen menos implicados en el asesinato del joven estudiante de Derecho a la salida de un boliche de Villa Gesell, el 18 de enero pasado.

En su defensa, Milanesi aseguró a su entorno que estaba en la casa que habían alquilado junto a sus compañeros del club Náutico Arsenal Zárate cuando mataron a Fernando en la puerta de Le Brique.

El joven es el único que no fue reconocido por los testigos en la rueda y no aparece en las imágenes de las cámaras de seguridad.

Por otro lado, Guarino y Pertossi confiaron a sus allegados que estaban en un local comiendo una hamburguesa en el momento del crimen. Los respalda un video que los registró en ese lugar.

Desde esa casa de comidas rápido, Guarino le habría mandado mensajes a su novia contándole que los habían echado del boliche.

El análisis de las llamadas y mensajes entrantes y salientes de los celulares de los imputados, que la fiscal Verónica Zambobi espera tener este lunes, puede confirmar la declaración del joven.

En tanto, una pericia de antropometría que podría ser encargada a Interpol, puede dilucidar quién es quién en los registros fílmicos que tomaron las cámaras de seguridad la madrugada del homicidio.

El abogado de los diez rugbiers detenidos, Hugo Tomei aseguró a la prensa que pedirá que declaren sus defendidos, aunque fuentes judiciales informaron que el pedido aún no se hizo de manera formal, por lo que aún no hay fecha para las indagatorias.

Tomei dijo a Télam que esperaba que la fiscalía recolecte la mayor cantidad de elementos probatorios para que los imputados puedan prestar declaración “a la mayor brevedad posible” y aseguró que “no hay contraposición de intereses entre ellos, porque cada uno va a contar lo que vivió desde su lugar”.

COMENTARIOS