Coronavirus

Por ausencia de coronavirus permiten el desembarco de los 6 mil pasajeros del crucero en Italia

Médicos locales realizaron las pruebas pertinentes sobre la pareja sospechada de tener síntomas del virus; tras notar su ausencia permitieron el desembarco del crucero en que viajaban 35 argentinos

jueves 30 de enero de 2020 - 1:03 pm

Por casos sospechosos de Coronavirus, un crucero con unos 6000 pasajeros y mas de mil tripulantes quedó varado en el puerto italiano de Civitavecchia, cerca de Roma, pero tras las pruebas realizadas se determinó que no existe presencia del virus; y se permitió su desembarco.

Todo había comenzado luego de que se conociese que una turista originaria de Macao, región autónoma de la costa sur de China, tenía síntomas compatibles con el coronavirus. Luego de eso bloquearon el desembarco del crucero. Tanto ella como su marido, asintomático, fueron aislados en el barco y revisados por médicos del hospital Spallanzani de Roma, que le tomaron pruebas para analizar.

Un equipo del hospital Spallanzani de Roma arribó a la embarcación, realizó estudios a la mujer y luego regresó al centro de salud para analizarlos y emitir el resultado lo antes posible. La pareja china, según medios italianos, embarcó en el puerto de Savona, Génova, después de llegar el pasado 25 de enero al aeropuerto de Malpensa en Milán.

“La situación a bordo es serena. Todos han sido informados. Se esperan los resultados”, explicó el comandante del puerto de Civitavecchia, Vincenzo Leone.

Entre los pasajeros de la nave Costa Smeralda había 35 argentinos.

Gabriela, una argentina que viaja en el crucero varado en Italia, contó en diálogo con TN que adentro del barco solo hay rumores y que, pese a la prohibición de bajarse de la embarcación, la gente actúa normalmente. “Lo que sabemos es por redes sociales. Por eso la gente acá todavía está muy tranquila: sale a tomar sol, va a comer, toma alcohol”, relató.

“El capitán nos dijo primero que estábamos demorados por controles sanitarios de rutina. Pero después no dijeron por los altoparlantes que debido a este virus iban a hacer controles más exhaustivos“, dijo.

La mujer está en el crucero acompañada por cinco adultos, y uno de ellos es médico. “Él es el que nos está dando algunas recomendaciones, por ejemplo, no subirnos a los ascensores, no tocar barandas de las escaleras, no fregarnos la cara y mantener una buena alimentación. Hasta ahora las autoridades nos dijeron nada más que nos lavemos las manos con sanitizantes”.

“Los resultados van a estar listos recién a la medianoche. Mientras tanto no nos dejarán bajar a Roma”, dijo Gabriela, quien agregó que empezó a prestar atención de “las personas orientales que están usando barbijo”. “Se ven, pero no se dan situaciones de discriminación”, aclaró.

COMENTARIOS