Crimen en Villa Gesell

“Con temor a otros presos”: así fue la primera noche en prisión de los rugbiers

Todos los detalles de la primer jornada de los imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa

jueves 30 de enero de 2020 - 12:15 pm

Los diez rugbiers imputados por el asesinato de Fernando Báez Sosa en la localidad balnearia de Villa Gesell pasaron sus primeras horas en la Alcaldía de la Unidad Penal N°6 de Dolores, después de estar alojados más de una semana en las comisarías de Pinamar y en la ciudad donde ocurrió el crimen.

Luciano Pertossi (18), Ayrton Viollaz (20), Matías Benicelli (20), Alejo Milanesi (20), Blas Cinalli (18) y Juan Pedro Guarino (19), Máximo Thomsen (20), Enzo Comelli (19), Ciro Pertossi (19) y Lucas Pertossi (20), pasaron su primer día dentro del penal de Dolores.

Los jóvenes fueron trasladados ayer por la madrugada. Allí los esperaba una celda especial dentro del pabellón de los evangelistas. Hugo Tomei, abogado de los diez rugbiers, habría dialogado directamente con el juez de la causa, David Mancinelli, para que sus defendidos tengan un trato diferente y mejores medidas de seguridad en el penal.

Los diez rugbiers fueron derivados a una celda colectiva, donde cuentan con cinco cuchetas dobles y comparten un sólo baño. La celda está ubicada en la planta alta, entre los pabellones 9 y 10 que aloja a internos que profesan el culto evangelista, donde hay menos tensiones, pues ellos mismos evitan las situaciones conflictivas.

Tanto los jóvenes imputados como sus familiares, e incluso los funcionarios judiciales y la defensa, sienten temor por el juicio social que pesa sobre ellos -por la forma en que cometieron el crimen de Báez Sosa y la repercusión que tuvo el caso, y que eso pueda hacer que alguno de los reclusos de Dolores intente tomar venganza.

Desde el Servicio Penitenciario Bonarense indicaron que cuando llegaron al penal se labraron las actuaciones administrativas correspondientes, y los rugbiers fueron sometidos a una revisión médica y una requisa, “como cualquier otro preso”.

“No tendrán contacto con la población carcelaria y permanecerán ahí bajo estricta vigilancia y control”, señaló una fuente del SPB, que aclaró que, en caso que se les dicte la prisión preventiva, los imputados “serán asignados a otra unidad”.

La Unidad 6 de Dolores es uno de los penales que tiene mayor sobrepoblación de la provincia de Buenos Aires, admitieron los voceros consultados, quienes aseguraron que actualmente tiene alojados a 875 presos y trabajan cerca de 480 agentes penitenciarios. La cárcel dispone de 12 pabellones, 10 intramuros, 2 extramuros y el sector de alcaldía en el que serán alojados los rugbiers

COMENTARIOS