Brasil

El Gobierno de Bolsonaro propuso la “abstinencia sexual” entre los adolescentes

“Una niña de 12 años no está lista para ser poseída”, dijo Damares Alves, la ministra que impulsa la iniciativa

miércoles 29 de enero de 2020 - 12:30 pm

El Gobierno de Jair Bolsonaro propuso una nueva polémica medida: la abstinencia sexual entre los adolescentes. Su ministra de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos, Damares Alves, lanzó la propuesta en colaboración estrecha con la campaña:  “Yo elegí esperar”, concebida por pastores evángelicos, que recomiendan casarse para recién ahí poder tener relaciones.

La medida tiene lugar en un momento en el que Brasil lidia con una tasa de embarazos adolescentes muy elevada y cada vez más infecciones de VIH.

Sin embargo, los detractores de la medida apuntan a que, de esta forma, se difuminará la división entre Iglesia y Estado y que los jóvenes podrían llegar a contar con poca información para tomar decisiones relacionadas con su vida sexual y que estas resulten perjudiciales para su salud.

A través de una carta, en tanto, Alves se defendió: “Trabajamos con todos los ministerios para ofrecer material adicional a cada paso que las personas toman decisiones”, escribió, y añadió que el gobierno no pretende “imponer, sino informar, lo cual refuerza la autonomía”.

La pastora evangélica y ministra Damara Alves

Polémica por información sexual en Brasil

El lanzamiento de la campaña de abstinencia ocurre en un momento en que existen restricciones a la información sobre educación sexual y derechos reproductivos en Brasil.

El año pasado, Bolsonaro le pidió al Ministerio de Salud retirar de circulación un folleto sobre salud reproductiva que incluía información sobre la anatomía humana y que al presidente le pareció inadecuado para los niños.

También el año pasado, los principales proveedores de internet del país comenzaron a bloquear el acceso al sitio web de Women on Waves, una organización dedicada a la defensa de los derechos de las mujeres al aborto que proporciona información sobre salud reproductiva y, en algunos casos, pone a disposición de las mujeres píldoras abortivas en países en los que su uso es ilícito.

Las empresas proveedoras de internet dijeron que bloquearon el sitio debido a una orden judicial. Se rehusaron a indicar quién la solicitó así como al juez que emitió la orden.

Rebecca Gomperts, la médica radicada en Ámsterdam que fundó Women on Waves, dijo que el sitio de su grupo recibe más visitas de usuarios en Brasil que de cualquier otro país.

En una semana reciente, dijo, 78.000 personas en el país lograron acceder al sitio a pesar del bloqueo. La doctora Gomperts dijo que la cifra es una señal de que las mujeres en Brasil —donde el aborto es ilegal excepto en unos cuantos casos, que incluyen la violación— tienen una gran necesidad de información confiable de salud reproductiva.

Los únicos otros países donde los proveedores de internet han bloqueado el acceso a Women on Waves son Arabia Saudita, Irán, Turquía y Corea del Sur, dijo Gomperts, quien agregó que le desconcertaba la censura en Brasil, un país con protecciones sólidas a la libertad de información.

“Brasil es una nación inmensa y hay una inmensa necesidad”, dijo. “Si censuras información científicamente precisa sobre las mejores prácticas médicas, que es lo que ofrecemos, significa que permites información que tal vez no sea correcta y que puede ser dañina”.

COMENTARIOS