Pago de la deuda

Cuenta regresiva: la provincia de Buenos Aires podría caer en default en ocho días

Los acreedores le propusieron al gobierno provincial hacer un pago parcial del bono 2021 para evitar caer en cesación de pagos.

miércoles 29 de enero de 2020 - 11:29 am

Los bonistas y el ministerio de Hacienda liderado por Pablo López continúan con las conversaciones y las propuestas para resolver el vencimiento de la deuda correspondiente a enero y evitar así caer en default. Un grupo de acreedores le propuso al gobierno de Axel Kicillof que pague al menos una parte del capital del bono 2021, emitido en 2011 por Daniel Scioli.

Con el objetivo de “mantener la curva actual de los bonos” y que no se derrumben los precios, la provincia debería pagar una parte del capital, que corresponde un monto de 250 millones de dólares. De esta manera, los fondos de inversión acreedores aceptarían refinanciar el resto, tal como lo pidió Kicillof.

Para postergar el pago hasta el 1 de mayo, el 75% de los acreedores necesitan llegar a un acuerdo. Sin embargo, el ministro Martín Guzmán habría dicho en su viaje a Nueva York que el porcentaje de aceptación entre los bonistas de la Provincia es mucho más baja de lo esperado.

Los acreedores mantienen el canal abierto en forma permanente porque saben que tener que pasar a default los bonos de la principal provincia argentina tampoco sería una buena opción para ellos. “Hay un diálogo permanente”, dijo una fuente del comité de acreedores.

La provincia asegura que no tiene los recursos para financiar el pago de la deuda, mientras que los bonistas insisten en que la Nación debería asistir al principal distrito del país.

Pero la respuesta de la cartera que conduce Martín Guzmán es que todavía no tiene un plan concreto para renegociar la deuda. La sensación es bastante negativa. Lo que temen los acreedores es que si el Gobierno hace una propuesta muy agresiva, habrá una venta importante de títulos públicos y, por lo tanto, mayor presión sobre el dólar no oficial y sobre los precios internos.

El ministro de Economía afirmó que habrá un sendero “gradualista” para recuperar el superávit fiscal y bajar la inflación. La herramienta que se utilizará en este sentido es el Consejo Económico y Social, más que la política monetaria.

COMENTARIOS