Crimen en Villa Gesell

Así es la Unidad 6 de Dolores, donde encerrarán a los rugbiers que mataron a Fernando Báez Sosa

Los acusados podrían ingresar este mismo martes o el miércoles por la mañana. Allí estuvieron presos personajes como Guillermo Coppola y el cantante "El Pepo"

martes 28 de enero de 2020 - 2:52 pm

Los diez rugbiers identificados como responsables de la muerte de Fernando Báez Sosa irán a prisión o este mismo martes cuando finalice la rueda de reconocimiento o mañana miércoles bien temprano.

Permanecerán detenidos en la Unidad 6 de Dolores, la misma en la que estuvieron presos personajes como Guillermo Coppola y el cantante barrial “El Pepo”.

Los detenidos ya tienen designada una celda aislada del resto de la población ubicada entre los pabellones 9 y 10 (exclusivos para evangélicos). Allí ya están dispuestas las literas para Luciano Pertossi (18), Ayrton Viollaz (20), Matías Benicelli (20), Alejo Milanesi (20), Blas Cinalli (18) y Juan Pedro Guarino (19), Máximo Thomsen (20), Enzo Comelli (19), Ciro Pertossi (19) y Lucas Pertossi (20). Es un espacio especialmente preparado para detenidos que aún no tienen la prisión preventiva.

Debido a eso, es muy probable que los acusados por el crimen de Villa Gesell no pasen mucho tiempo en Dolores y que el destino final sea la Unidad 57 de Campana, al menos durante el tiempo que esperen el juicio oral. Esa cárcel fue inaugurada el 12 de febrero de 2019 por la entonces gobernadora María Eugenia Vidal.​

Aloja exclusivamente internos jóvenes adultos, entre 18 y 21 años, de sexo masculino, que estén cumpliendo una pena menor a los cinco años de reclusión, relacionada con delitos como robos, hurtos o encubrimientos. Tiene una capacidad de 616 plazas, con cuatro módulos que incluyen celdas, aulas, talleres y un polideportivo central.

Esta mañana se conoció el relato del testigo “clave”, un joven de 21 años que se presentó espontáneamente en la fiscalía que investiga el caso; el chico acusó directamente a Máximo Thomsen como autor del asesinato: “El único que le pegaba en la cabeza era el de camisa negra” (la misma que utilizaba Thomsen, que inclusive tenía las zapatillas señaladas por las pericias como las “asesinas”.

COMENTARIOS