Política

Aníbal Fernández no declara empresas y nexos con un proveedor del Estado

Su hijo Facundo, su suegro y un histórico colaborador lo conectan con una compañía de biotecnología y una estación de servicio YPF

sábado 26 de abril de 2014 - 5:47 pm

El senador Aníbal Fernández asegura que vive del ejercicio de la abogacía. Sin embargo, hay ciertos bienes (como por ejemplo el BMW que le robaron, valuado en $ 700.000) que ponen en tela de juicio sus declaraciones juradas. “No tengo testaferros, el BMW está a mi nombre. Me rompo el alma como profesional trabajando en la actividad privada”, afirmó en una ocasión Fernández.

[pullquote position=”right”]Aníbal Fernández no declara empresas y nexos con un proveedor del Estado[/pullquote]

El funcionario no reconoce en dichas declaraciones juradas ningún tipo de participación en empresas. Sin embargo, hay dos compañías cuyos vínculos con el senador son llamativos: una empresa de biotecnología llamada Biotransgen SRL y una estación de servicio, Palo Verde SRL. Así lo informó el diario Perfil, tras consultar fuentes oficiales y allegadas al senador, y tras acceder a documentos oficiales y realizar pedidos de informes a organismos públicos.

Parecería que los vínculos con estas entidades se muestran bastante evidentes. En Biotransgen SRL participan su hijo Facundo Aníbal Fernández y uno de sus históricos funcionarios, Lucas Gaincerain. En la estación de servicio Palo Verde SRL, por otra parte, los accionistas son, otra vez, su hijo, y Néstor Venancio Zabala, padre de Silvina Zabala, la pareja y mano derecha de Aníbal. Ella también es funcionaria.

Surge otro dato interesante de la nvestigación del diario Perfil. El BMW modelo 328 que le robaron al senador está valuado en $ 715.400. En la misma época que Aníbal, en mayo de 2013, Torretta adquirió el mismo auto y mismo modelo. Ambos BMW fueron comprados antes de que el Gobierno impusiera un impuesto del 68% a vehículos de alta gama importados.

COMENTARIOS