Políticas de seguridad

El Gobierno argentino avanza en el operativo “desarme” de las fuerzas de seguridad

A partir de un comunicado emitido por el Departamento de Operaciones Policiales se le pide a la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) que sus efectivos entreguen las armas reglamentarias luego de terminar su horario para no portarlas en horas de servicio.

viernes 24 de enero de 2020 - 12:22 pm

La ministra de Seguridad, Sabina Frederic, comenzó con acciones para “desarmar” a los miembros de Policía de Seguridad Aeroportuaria de todo el país. La medida establece que el armamento podrá ser asignado y utilizado de “manera temporal” por los efectivos policiales, únicamente en el momento que el trabajador cumpla “Servicios de Guardia”.

Según los argumentos expuestos, desde el Gobierno Argentino buscan “velar por la integridad la y salud de los uniformados”. Sin embargo, la implementación de la normativa ha generado ciertas dudas ya que no solo se expone a los servidores públicos a ataques ocasionales y planificados de la delincuencia, sino que además de indefensos, se verían imposibilitados para intervenir en delitos de los cuales sean blanco los ciudadanos.

 

 

La polémica se profundiza con la creencia de que la Policía Aeroportuaria habría sido seleccionada de manera premeditada a modo de “conejillo de indias”, para evaluar ampliar la restricción al resto de las Fuerzas Policiales y de Seguridad del país, previendo posibles reacciones e impacto político.

A continuación, el mensaje emitido por el Departamento de Operaciones Policiales de la PSA:

Asunto: 264 DOPA/2020
Por medio del presente y, por indicación del Sr. Director nacional de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, Lic. José Alejandro Glinski, me dirijo a los señores jefes regionales a los efectos de comunicarles que a partir de la recepción del presente, la asignación de armamento para el personal policial de la institución sera en la modalidad “temporal”, debiendo realizar lo conducente para adecuar las vinculaciones a la modalidad aludida y que las salas de armas estén preparadas para la entrega y recepción del armamento en forma diaria.

 

COMENTARIOS