Belleza

Consejos para elegir y aplicar el corrector de maquillaje

Qué tener en cuenta para que cumpla su función

sábado 25 de enero de 2020 - 7:02 am

El corrector tiene una función muy específica y compleja: cubrir todas las imperfecciones del rostro. Por eso el cómo elegir el que vaya con tu piel no es tarea fácil.

Es clave para lucir una ‘buena cara’. Tiene que ser eficaz contra las ojeras y ningún defecto de tu piel debe poder ponerle resistencia.

Textura

A la hora de optar por una textura u otra, dpende del que te sea más cómodo te resulte a la hora de aplicarlo. El resultado depende de saber aplicarlo correctamente. Estas son las más habituales que te vas a encontrar:

Barra: cubre bastante bien las imperfecciones, pero ten cuidado no vayas a marcarlas tu más aplicando demasiado producto. Es ideal para las pieles más jóvenes, ya que se aplica rápido y ellas siempre tienen prisa.

 

Crema: para ojeras profundas porque tiene una cobertura muy densa.

Líquido: es el más sencillo de usar y ofrece una cobertura media para tapar ojeras y otras imperfecciones pequeñas como los puntos negros. No es muy indicado para pieles grasas.

Compactos: Los correctores en esta textura cubren menos pero son los mejores para tapar los granitos.

Cómo aplicarlo

Tres ‘tips’ para que te lo apliques de forma correcta:

– El corrector es eficaz, pero no hace magia. Evitá aplicarlo en las diferentes líneas de expresión.

– Aplicá este producto después de hidratar la piel, para evitar que se cuartee con el paso del tiempo.

– No fricciones en exceso, más aún en la zona de las ojeras, pues el contorno del ojo es delicado.

Elegir el color

Si decidís hacerlo del mismo tono que tu fondo de maquillaje, tu color es el que se funda con tu piel al aplicarlo. Si te preguntás para qué son los demás colores, lo cierto es que cada uno tiene un uso específico.

Verde: se utiliza para tapar rojeces, granos, venitas o cicatrices.

Amarillo: disimula esas zonas de color más intenso tirando a violeta o morado.

Salmón: se usa para camuflar ojeras en tonos más azulados.

Y por último: los golpecitos para extenderlo con el mejor dedo con el que se hacen es el meñique, ya que no les darás muy fuerte y no se apelmazarán.

Fuente: Cosmopolitan

COMENTARIOS