Crimen en Villa Gesell

Dolores: cómo es la cárcel a la que irán los rugbiers acusados por el homicidio de Fernando Báez Sosa

Sobrepoblación, hacinamiento extremo y falta de higiene son algunas de las palabras que los organismos de derechos humanos y los mismos presos usan para describir el día a día de la cárcel, por la que vienen pidiendo reformas hace años

jueves 23 de enero de 2020 - 2:15 pm

Los diez rugbiers acusados por el homicidio de Fernando Báez Sosa luego de una brutal pelea a la salida de un boliche de Villa Gesell ya tienen un nuevo destino: la prisión de Dolores.

Lucas y Luciano Petossi, Matías Benicelli, Máximo Thomsen y Ayrton Viollaz, Blas Cinalli, Juan Guarino, Ciro Pertossi, Enzo Comeli y Alejo Milanese serán trasladados a la cárcel ubicada en la calle Riobamba e inaugurada el 27 de enero de 1877.

Esta prisión es una de las más sobrepobladas de la Provincia de Buenos Aires. Según un informe de la CPM, la unidad 6 fue en 2018 la más sobrepoblada del SPB: alojó a 3,4 personas cada una plaza. Pese a que tiene una capacidad para 188 personas, judicialmente se amplió ese número a 370, aunque ese año alojaba a 833 internos. En la actualidad, se cuentan 937 presos.

Las celdas son muy chicas y las que tienen capacidad para dos internos, alojan a tres, a cuatro y hasta cinco. Es un desastre, hay que tirarla abajo, no pude seguir funcionando“, comentaron a TN quienes la recorren a diario. Además, dijeron que “está muy deteriorada y muy venida a bajo” y que allí dentro “hay poco trabajo y poco estudio”.

Dentro del recinto hay una escuela y también un convenio con la Universidad de Mar del Plata, que les permite a los internos estudiar Abogacía. También cuenta con talleres de oficios como plomería, herrería, mecánica, fabricación de portones, recaudación de residuos entre otros.

Dos organismos presentaron reclamos a la Justicia y a la gobernación, ahora en manos de Axel Kicillof, sobre las condiciones de detención en la cárcel de Dolores: la Comisión Provincial de la Memoria (CPM) y la Defensoría del Pueblo bonaerense. Los presos también se quejaron: en diciembre pasado realizaron una huelga de hambre.

COMENTARIOS