Famosos

La insólita razón por la que Fede Bal pidió no generalizar a los rugbiers

El actor opinó sobre la polémica del crimen en Villa Gesell y pidió que se separe al deporte del gravísimo hecho

miércoles 22 de enero de 2020 - 4:47 pm

A raíz del brutal hecho de violencia sucedido el pasado viernes a la salida de un boliche en Villa Gesell, en donde un grupo de 10 jóvenes jugadores de rugby golpearon hasta sacarle la vida a un chico de 18 años, comenzó a salir a la luz todo lo que rodea al ámbito de los clubes de rubgy, donde suelen fomentarse actitudes machistas y agresivas.

Muchos profesionales y personas que lo vivieron desde adentro contaron historias que muestran de qué manera estos grupos legitiman conductas repudiables, pero también hay muchos otros que piensan que no son los grupos de rugbiers los que fomentan este comportamiento, sino que es una cuestión de la educación que reciben en la casa.

Entre los de este último grupo se encuentra Federico Bal, hijo de Carmen Barbieri, quien dio un móvil a Los Ángeles de la Mañana desde la ciudad de Mar del Plata y aseguró que “claramente el rugby es un deporte de contacto, pero esto es por la educación que se recibe en la casa”.

“Conozco muchos rugbiers que son hermosas personas“, comenzó diciendo el joven y fue interrumpido por Yanina Latorre, quien opinó que “cuando están en patota se ponen violentos”. Sin embargo, el productor afirmó: ”No estoy de acuerdo. Conozco miles de rugbiers que lo único que hacen es bailar y abrazarme y pedirme una foto“.

Hay que entender que tampoco se debe generalizar por once pelot… que mataron a un pibe que no tenía nada que ver no podés meter en la bolsa a una cantidad de gente, porque es un deporte que te une y te da valores. Creo que tenemos que sacar al rugby del medio; siempre hacer deporte sana, te da un grupo de amigos, un buen estado físico, y salud”, manifestó.

Para finalizar, pidió que “ojalá se haga Justicia” y habló de cómo afectan el alcohol y la droga en los jóvenes que salen a bailar. “Es un pequeño grupo que se engancha con otro grupo y así se termina armando una bataola, y tampoco podés dejar que golpeen a tus amigos. La noche se vuelve difícil”, consideró.

COMENTARIOS