Latinoamérica

Condenaron a tres años y cuatro meses de prisión al argentino que dañó y defecó el Machu Picchu

Al no presentar antecedentes, el joven de 28 años cumplirá su condena en libertad y podrá regresar al país tras pagar una multa de 1.860 dólares. En Argenina, deberá cumplir ciertas normas de conducta y concurrir mensualmente durante dos años al consulado peruano para reportar sus actividades

miércoles 22 de enero de 2020 - 1:56 pm

La Justicia de Perú condenó a tres años y cuatro meses de prisión a Nahuel Gómez, el turista argentino detenido en Perú por vandalizar la ciudadela inca de Machu Picchu. Fue tras un juicio abreviado realizado el viernes pasado y anunciado ayer en el que fue declarado culpable.

Sin embargo y según la ley peruana, al no presentar antecedentes, el joven de 28 años cumplirá su condena en libertad y podrá regresar al país tras pagar una multa de 1.860 dólares por los daños causados a uno de los restos arqueológicos más importantes del mundo.

Una vez en Argentina, Gómez deberá cumplir ciertas normas de conducta y concurrir mensualmente al consulado peruano en la ciudad norteña de Salta durante dos años para reportar sus actividades.

“El Juzgado Penal Unipersonal de Machu Picchu sentenció a tres años y cuatro meses de pena suspendida de cárcel al argentino Nahuel Gómez, acusado del delito de afectación al patrimonio cultural de la Nación en su modalidad de destrucción de bienes prehispánicos“, consignó la jueza Melody Contreras en su sentencia.

Otros cinco turistas extranjeros fueron detenidos junto con él el pasado 12 de enero; entre ellos había una chica francesa, otros dos jóvenes argentino, un chileno y un brasileños. Todos fueron deportados el jueves pasado 16 de enero y tienen prohibición de entrar a Perú durante 15 años. 

Los seis turistas habían sido detenidos en una zona restringida de la ciudadela, a la que ingresaron sin pagar entrada. Gómez admitió haber extraído una piedra que al caer desde un muro de seis metros provocó una “hendidura en el piso” del Templo del Sol. “El daño causado es invaluable. Se ha roto la integridad de Machu Picchu”, dijo el jefe del ese parque arqueológico, José Bastante.

COMENTARIOS