Ciencia y tecnología

Animación muestra cómo ha aumentado la temperatura en todo el mundo desde 1880 hasta 2019

"La región ártica se ha calentado más de tres veces más rápido que el resto del mundo desde 1970", destacaron desde la NASA

domingo 19 de enero de 2020 - 8:33 pm

2019 es el año de los records, aunque no todos fueron buenos: aunque 2016 todavía ostenta el primer puesto, el año pasado fue el segundo más cálido desde que se conservan registros modernos, es decir, desde 1880. Así lo confirmó la NASA esta semana y así queda reflejado en la gráfica publicada por Antti Lipponen, físico e investigador del Finnish Meteorological Institute (Finlandia).

Lipponen se basó en los datos de temperatura publicados por el Instituo SIG de la NASA, y reflejó asó la evolución de la temperatura en todos los países. Según el investigador, “la tendencia continúa igual que antes, es decir, nos vamos a seguir calentando”. Y no es para menos: los últimos cinco años han sido los más cálidos de los últimos 140 años, y las temperaturas globales de 2019 han estado 0,95ºC por encima del promedio del siglo XX.

 

Esta gráfica muestra todos los países ordenados alfabéticamente de izquierda a derecha, y permite ver claramente que el aumento de la temperatura es palpable en todos y cada uno de los rincones del globo. Cada país se ilumina con una escala de colores que muestra el aumento de la temperatura de cada país con respecto a 1880.

Un patrón que puede observarse en la gráfica es que, como destaca Gavin Schmidt, director del Instituto Goddard de la NASA, desde la década de los años 60 todas el mundo se calienta exponencialmente. Smichdt también destaca que en 2015 cruzamos ese punto de no retorno y enfatiza en que el cambio climático es real, no algo “derivado de algún fenómeno meteorológico”.

Desde la NASA afirman que “la dinámica climática a menudo afecta a las temperaturas regionales, por lo que no todas las regiones de la Tierra experimentaron la misma cantidad de calentamiento”.

El cambio climático no es algo que afecte solo en el largo plazo, sino que también tiene sus implicaciones en el día a día: elementos como la lluvia, la sequedad, el calor o la niebla también se ven modificados, algo que quedó demostrado recientemente por el Instituto de Ciencias Atmosféricas y Climáticas de Zurich.

COMENTARIOS