Estados Unidos

Una nueva legislación amenaza el futuro de Uber y las apps de delivery

Varios estados demócratas como Nueva York, Nueva Jersey o Illinois se encuentran preparando legislaciones contra el empleo precario. ¿Cómo afectaría esto a las economías digitales?

viernes 17 de enero de 2020 - 10:25 pm

Aquellas compañías que parecían llegar para renovar la economía mundial se encuentran en problemas. En Estados Unidos, varios estados demócratas como Nueva York, Nueva Jersey o Illinois se encuentran preparando legislaciones contra el empleo precario podrían complicar el futuro de las aplicaciones como Uber, Lift y las apps de delivery. 

Los estados se plantean realizar cambios en las leyes laborales que le permitirían a miles de trabajadores organizarse, cobrar un seguro de desempleo y horas extras. Los proyectos intentan definir el límite entre un trabajador independiente y uno en relación de dependencia. 

Las apps de transporte y delivery definen a sus trabajadores como “emprendedores”. Sin embargo, para varios estados estadounidenses estas nuevas economías digitales limitan los beneficios laborales de sus empleados y pueden llegar a alentar la desigualdad en la sociedad.

El proyecto de Nueva York sigue los pasos de la legislatura californiana que, en septiembre de 2019, aprobó una ley que obliga a las plataformas de movilidad y delivery a registrar a sus conductores como empleados en lugar de tomarlos como contratistas. 

Para llegar a está decisión, California se delineó una normativa denominada “ABC” que define en tres ítems la naturaleza de la relación empleado/ empleador: A) Están libres del control de la empresa; B) Si pueden realizar trabajos que no guarden relación con el negocio principal de la compañía y C) Si ya trabajan independientemente fuera de la empresa realizando las mismas actividades que la compañía.

El otro proyecto de ley es similar a las propuestas hechas por Uber y Lyft en California: crear una tercera categoría llamada “trabajador dependiente” que no sería ni empleado ni contratista, pero que, a discreción de los reguladores estatales, podría obtener algunos derechos similares.

Esta iniciativa es por la que empresas como Uber o Lyft pugnan para imponer por sobre el otro proyecto, que podría significarles altos costos, que incluso ponen en riesgo el negocio.

Desde el senado de Nueva York anticiparon que la ley podría votarse antes de junio y las empresas realizan un fuerte lobby que impulsa un plebiscito para que la ley excluya a las apps. Por lo pronto aseguran que no deben cumplir con la ley.

 

Con información de La Política Online

COMENTARIOS