Televisión

La razón detrás de la pelea entre Celeste Cid y su socia y amiga de toda la vida

Ambas se habían conocido en Chiquititas y mantenían una relación de amistad de 21 años; además, habían encarado proyectos profesionales en conjunto

viernes 17 de enero de 2020 - 1:51 pm

La actriz Celeste Cid anunció que se peleó con su mejor amiga y socia Paula Kohan, tras compartir más de 21 años de amistad y trabajo.

Ambas con 35 años, emprendieron juntas una marca de ropa que terminó siendo el eje de la ruptura reciente. Su amistad había comenzado en Chiquititas, y en 2015 decidieron abrir la marca Cid Kohan, una compañía con un local en Palermo y presencia en distintas ciudades por todo el país.

Pero el proyecto finalmente fue la razón de la pelea entre ambas. “Fue un año muy duro. De trabajo interno, de observación, de limpieza profunda. Personas que consideraba cercanas quedaron en el camino”, contó Celeste Cid a la revista Gente.

Y agregó: “Se terminó (la sociedad y la amistad) el 31 de diciembre por diferencias irreconciliables. Fueron cinco años de laburo con un equipo precioso. Pero no diré nada más por indicación de mi abogado”.

La mención a los abogados despertó una sorpresa entre quienes conocían a Celeste y Paula y sabían de su unión.

En diálogo con Ciudad Magazine, Paula Kohan dio su versión de los hechos: “Desde hace seis meses estuvimos trabajando y proyectando en consenso en cómo poner fin a nuestro emprendimiento y cerrar esta etapa en forma ordenada”.

Vía WhatsApp, explicó: “Fueron 5 años de intenso y placentero trabajo que llevamos adelante con muchos logros, pero en los últimos dos años, en un contexto donde el país y particularmente el rubro textil se vieron muy afectados, nuestra marca no quedo ajena a dicha situación”.

Al parecer, fue la crisis económica la que llevó a ambas amigas a distanciarse. “Esto (la crisis económica) provocó que tengamos miradas distintas sobre el futuro de la empresa, pero elijo no ahondar en detalles porque (como sucede en toda disolución societaria comercial) hay en vigencia un acuerdo firmado entre nosotras, que no voy a vulnerar, en el que intervino el abogado de la empresa e incumplir lo pactado a mí no me representa”.

Esa última respuesta de Paula incluye una indirecta dirigida a su ex amiga: “El hacerlo (ahondar en detalles) no es más que una muestra de lo ‘irreconciliable’ de nuestras diferencias”.

COMENTARIOS