Seguinos en nuestras redes

Judiciales

Lagomarsino en problemas: una nueva pista en el caso Nisman y 23 llamados de un espía

La aparición de un espía instalado todo el día cerca de la casa de Lagomarsino el día en que Nisman muere y los llamados con la cúpula de la ex SIDE abrieron una nueva pista en el caso por la muerte del fiscal

Una nueva pista en la causa que investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman fue sumada al expediente en las últimas semanas, a casi cinco años de la aparición sin vida del titular de la Unidad Fiscal que investigaba el atentado a la AMIA.

La pista surgió a partir de un entrecruzamiento telefónico hecho por la Policía Federal y publicado este viernes por Clarín. Allí se explica que, el día de la muerte del fiscal, un agente de la Dirección General de Reunión Interior de la ex SIDE se comunicó una veintena de veces con la cúpula de la organización desde un sitio muy cercano a la casa del agente informático Diego Lagomarsino. Más precisamente, mantuvo 27 conversaciones desde un Nextel que se conectó a una antena ubicada a una cuadra de la casa del hombre que le entregó el arma a Nisman, en Martínez.

Lo llamativo es que ese funcionario de la Dirección General de Reunión Interior de la ex SIDE nunca estuvo antes allí, en ese punto de Martínez.

El agente, de quien no se reveló la identidad, mantuvo ese día del 2015 38 comunicaciones de radio por Nextel, 27 de ellas desde el barrio de Lagomarsino. Comenzó a las 10.10 y siguió hasta las 16.59. A esa hora lo llaman desde una antena que corresponde a la zona de Puerto Madero donde está el departamento de Nisman.

Tras ese llamado queda en silencio dos horas y luego aparece en otras localidades del conurbano: Tres de Febrero y San Martín. Allí se comunica 11 veces más con sus mismos interlocutores: altos funcionarios de la Secretaría de Inteligencia del Estado. Pero vuelve al barrio de Lagomarsino cerca de las diez de la noche. En dos minutos (22.07 y 22.08) emite tres comunicaciones más y recibe una.

Luego de esta última apaga su teléfono, pero no se sabe a qué hora abandona la zona y termina su día de trabajo.

Cuando el espía de Martínez se desconecta, los custodios de Nisman están llegando a Puerto Madero para subir al departamento del fiscal con un cerrajero que va a abrir la puerta para que entren Niz, Sara Garfunkel -la madre de Nisman- y Marta Chagas, una amiga de ella.

De acuerdo a las diferentes localizaciones de su teléfono a las que accedió Clarín, el aparato del espía de Martínez se activa allí un rato antes de que los custodios de Nisman lleguen por la mañana a Puerto Madero -aunque pudo estar en la zona desde más temprano-, se desplaza justo cuando éstos suben por primera vez a tocarle timbre al fiscal y ven que no contesta (cerca de las cinco de la tarde) y vuelve al barrio de Lagomarsino cuando los custodios ya llegan con el cerrajero y faltan minutos para que Nisman sea descubierto.

Es un juego de espejos: las comunicaciones del “nuevo” espía de Martínez parecen acompañar el ritmo de la búsqueda en Puerto Madero. La especulación, también, es que ese día ese agente tuvo la orden de custodiar los movimientos de Lagomarsino, pero ese día el especialista informático había viajado a Pilar a un asado junto a su familia.

El Nextel de este agente -que sigue trabajando actualmente en la AFI (ex SIDE) y cuyo nombre ya está en poder de los investigadores- integraba una flota de equipos de comunicación que en la SIDE identificaban como COM. Todos estos aparatos pertenecían al área de Reunión Interior que dirigía Pocino, el espía que ese mismo día se iba comunicando con Mena mientras recibía llamados de sus agentes del grupo COM, incluyendo el que estaba tan cerca de la casa de Lagomarsino. Había más, cuyas ubicaciones aún se sigue tratando de determinar.

Pocino representaba en ese momento el ala más “leal” de la SIDE a Cristina Kirchner, aliado con el jefe del Ejército que manejaba la inteligencia paralela, César Milani. Estaba enfrentado a Antonio “Jaime” Stiuso, el hombre fuerte del organismo que el kirchnerismo había alentado desde los comienzos del gobierno de Néstor Kirchner y acababa de soltarle la mano, un mes antes de la muerte de Nisman.

Judiciales

Fiesta VIP en Olivos: rechazan pedido de Alberto para cerrar la causa

El mandatario había reclamado que la investigación se archivara por “inexistencia de delito”, pero el magistrado Lino Mirabelli lo desestimó

Durante las últimas horas, el juez federal de San Isidro Lino Mirabelli rechazó el planteo del presidente Alberto Fernández para cerrar tempranamente la causa por el “Olivos Gate” por inexistencia de delito.

Por medio de una resolución de 21 páginas, el magistrado dispuso la continuidad de la investigación por violación a las disposiciones de prevención por la pandemia de coronavirus.

Fernández está investigado por la realización en la Quinta de Olivos de la celebración del cumpleaños de su pareja, Fabiola Yáñez, durante la cuarentena estricta.

Según consta en la resolución, Mirabelli planteó que “el objeto procesal comprende múltiples hechos hipotéticamente constitutivos prima facie del delito contemplado en el artículo 205 del Código Penal, entre otras figuras invocadas en las respectivas denuncias, a raíz de presuntas transgresiones a las medidas instrumentadas por las autoridades nacionales con el objetivo de mitigar la propagación de la pandemia de COVID-19″.

“Corresponde rechazar la excepción por falta de acción deducida por el Dr. Alberto Ángel Fernández, a la cual adhirieron las defensas de Stefanía Domínguez, Carolina Marafiotti, Rocío Fernández Peruilh, Florencia Fernández Peruilh y Severina Sofía Elizabeth Pacchi”, señaló el juez.

Dentro del escrito presentado ante la Justicia, el jefe de Estado señaló que “sin perjuicio de que los hechos aquí investigados han tomado dimensión pública, los mismos tuvieron lugar dentro de la órbita de la intimidad familiar”, e indicó que “el tiempo de pandemia donde la acción de gobierno se trasladó íntegramente al predio y mi trabajo no tuvo días ni horarios determinados”.

Mirabelli entendió que los argumentos del Jefe de Estado “adolecen de las condiciones necesarias para su procedencia en el caso” para determinar la inexistencia del delito.

Continuar leyendo

Judiciales

Revés para CFK: un juez de la causa Cuadernos fue designado en Hotesur-Los Sauces

Fue elegido por sorteo por la Cámara Federal de Casación Penal, en lugar del anterior subrogante, Adrián Grunberg, quien finalizó su reemplazo en el Tribunal Oral Federal número cinco el último día de noviembre

Novedades en el ámbito judicial. Uno de los jueces que integra el tribunal oral que se encargará del juicio por la Causa Cuadernos fue designado como subrogante en lo que queda todavía en pie del expediente por la explotación de las empresas hoteleras de la familia Kirchner, Hotesur y Los Sauces.

Se trata de Fernando Canero, un ex secretario de la Corte Suprema que fungió también como secretario de un tribunal oral penal ordinario.

Fue designado por sorteo por la Cámara Federal de Casación Penal, en reemplazo del anterior subrogante, Adrián Grunberg, quien finalizó su reemplazo en el Tribunal Oral Federal número cinco el último día de noviembre.

Según detalla el diario Clarín, el lugar sobreseyó a todos los imputados por las causas Los Sauces y Hotesur, pero ese fallo será apelado en las próximas horas y será la propia Cámara de Casación la que deberá resolver si lo confirma o lo revoca. En el caso de revocarlo, deberá volver a la instancia anterior, probablemente con el mandato de realizar el juicio oral.

En esa instancia, ya no podrá estar el otro juez que conformó mayoría con Grunberg, Daniel Obligado, porque él ya opinó que no hubo delito, de modo que emitió una opinión definitiva previa a la eventual celebración del debate. La tercera jueza es Adriana Palliotti, quien falló en contra de la mayoría en Los Sauces y Hotesur y se inclinó por la realización del juicio.

A propósito de Obligado, también fue designado (por sorteo( para subrogar en el Tribunal Oral Federal número seis, en reemplazo de Rodrigo Giménez Uriburu.

Continuar leyendo

Judiciales

Procesaron a Mauricio Macri por presunto espionaje ilegal a los familiares de las víctimas del ARA San Juan

El ex Presidente de la Nación tiene prohibido salir del país y fue embargado por la suma total de 100 millones de pesos.

Tras una decisión del juez Martín Bava, Mauricio Macri quedó procesado en la causa que lo investiga por presunto espionaje ilegal a las familias de las víctimas del ARA San Juan, el submarino en el que viajaban 44 tripulantes y que estuvo desaparecido entre noviembre de 2017 y fines del 2018.

“El Gobierno Nacional que el imputado encabezaba espió ilegítimamente a los protagonistas de una de las mayores tragedias que se vivió en su gestión. Ello se hizo, entre otras cosas, con el objetivo de anticiparle a Mauricio Macri, cuáles eran los movimientos y los reclamos que existían en ese colectivo de familiares”, sostuvo el juez Federal de Dolores en su resolución.

Según Bava, está demostrado que la AFI macrista hizo seguimientos ilegales contra parientes y amigos de los tripulantes del ARA San Juan y que Macri fue quien los autorizó. Por eso, lo encontró “penalmente responsable del delito de realización de acciones de inteligencia prohibidas en carácter de autor” en “concurso ideal con el delito de abuso de autoridad de funcionario público”.

Además de prohibirle salir del país y embargarlo por la suma de 100 millones de pesos, el magistrado dispuso que Macri no podrá “ausentarse de su lugar habitual de residencia por un término mayor a los diez días sin previo aviso al tribunal”. El expresidente tendrá que informarle a Bava, asimismo, “cualquier cambio de domicilio”.

Para quien fue ratificado al frente de la causa por la Cámara Federal de Mar del Plata, “las más altas autoridades de la Agencia Federal de Inteligencia estaban en pleno conocimiento de las acciones ilegales que realizaban en Mar del Plata” y “le retransmitían estas acciones al Presidente de la Nación”. Y se aseguró que por más que imputados hayan intentado “justificar la legalidad del informe” sobre los familiares de las víctimas del ARA San Juan, “estas personas no implicaban de ninguna forma una amenaza a la seguridad presidencial, por lo tanto, la confección de este informe es ilegal”.

“Desde su cargo de Presidente de la Nación, por lo menos en el período comprendido entre el mes de diciembre del año 2017 y finales del año 2018, (Macri) ordenó y posibilitó la realización sistemática de tareas de inteligencia expresamente prohibidas por la ley 25.520 y sus modificatorias, consistentes en la obtención de información, producción de inteligencia, y almacenamiento de datos sobre personas, por su opinión política o su pertenencia a organizaciones partidarias, sociales, sindicales, comunitarias y de derechos humanos”, dijo el juez al describir la imputación a Macri.

Actualmente, el ex mandatario argentino se encuentra en Chile. El juez dijo que la veda de los viajes al exterior empezará a regir “a partir de su reingreso a la República Argentina”. La causa ya tenía once procesados, entre los que se encontraban los exjefes de la AFI macrista, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani.

Noticia en desarrollo…

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR