Economía

La combinación de medidas del BCRA podría alentar la inflación y el tipo de cambio

La emisión monetaria y el aumento de liquidez son los principales factores de preocupación del mercado.

miércoles 15 de enero de 2020 - 11:00 am

Tras las últimas medidas del Banco Central peligra la estabilidad del peso. La baja de tasas de interés, junto con la emisión monetaria y cambios respecto de los limites de licitaciones en Leliq e inversiones de fondos comunes de inversión en pases, genera una combinación de expansión de liquidez en el mercado significativa y a la vez desmedida. Estos factores podrían alentar aún más la inflación y al tipo de cambio.

Uno de los temas que más preocupa al mercado es la emisión monetaria y la expansión de la base monetaria actual. Si bien en una primera instancia calmaron las palabras del ministro Martin Guzmán al sostener que emitir dinero iba a ser desestabilizante para la economía, la gran inyección de liquidez recientemente y los riesgos de mayor emisión monetaria hacia adelante enciende las luces de alerta entre analistas y operadores, con riesgos sobre la inflación y suba del dólar futuro.

La semana pasada se avanzó en la tercera baja de tasa de Leliq desde el cambio de gestión, el pasado 10 de diciembre, ubicándose en niveles de 52% frente a 63%, en aquel entonces. La contracara de tasas más deprimidas fue una expansión de la cantidad de dinero. Las últimas semanas del stock de circulante y de base monetaria fueron llamativamente exuberantes incluso considerando la estacionalidad de diciembre.

“La compra de dólares del BCRA a exportadores en un contexto de cepo y aceleración de liquidaciones derivó en $ 213.000 millones nuevos en la plaza. La base monetaria avanzó casi $ 334.000 millones”, señaló Nery Persichini.

 

Los analistas del mercado destacan que la emisión fue por demás significativa en los dos últimos meses del año. La caída en la demanda de dinero típica en febrero podría desestabilizar las variables financieras.

“El trimestre diciembre-febrero suele ser desafiante para el manejo de la política monetaria, especialmente porque se trata de una época marcada por los vaivenes estacionales de la demanda de dinero. En este sentido, la demanda aumenta con fuerza en diciembre (cerca de 6% mensual real) y luego inicia una caída casi tan pronunciada desde fines de enero. En los últimos años, el BCRA cayó en la ´trampa de febrero´ en más de una oportunidad y algunas razones sugieren que en 2020 la historia podría repetirse”, alertó Adrián Yarde Buller.

 

 

Así mismo, advirtió que si no se corrige el curso esterilizando los excesos en las próximas semanas la caída de la demanda de dinero podría acentuar el problema de liquidez impactando sobre el tipo de cambio implícito y las expectativas de inflación.

 

 

De todos modos, analistas del mercado advierten que la baja de tasas de leliq, junto con el incremento de liquidez en la plaza financiera hace que las tasas bajen aun más, haciendo que los rendimientos en activos en pesos sean cada vez más bajos y que se incremente el interés por el billete .

Como dato alarmante respecto de la dinámica financiera, desde el mercado señalan que la caída en la demanda de dinero en febrero coincide con un abultado vencimiento de deuda, escenario que podría obligar al gobierno a emitir dinero para hacer frente a sus compromisos, contexto que podría recalentar el tipo de cambio. En el primer trimestre del año vencen cerca de $370.000 millones.

 

COMENTARIOS