Iglesia y Política

Alberto Fernández ya eligió a su embajador ante el Vaticano

Se trata de Luis Bellando, un diplomático de carrera y ajeno a la vida política doméstica que antes estuvo en Angola y en Cuba.

lunes 13 de enero de 2020 - 6:07 pm

Con el objetivo de continuar la relación de años con el Papa Francisco, Alberto Fernández designará en las próximas horas a Luis Bellando en la embajada argentina ante el Vaticano, un diplomático de carrera que ya estuvo destinado en Angola, Cuba y Brasil.

El decreto que designará a Bellando como embajador, y que ya se encuentra en la Secretaría Legal y Técnica, será firmado en estas horas por el Presidente.

Desde el gobierno mantienen la postura de que poner un funcionario que esté relacionado con la política doméstica puede “hacer ruido” en la relación de la Iglesia con el Presidente. Por ello, con motivo de mantener una línea directa con el Papa y evitar la presencia de un embajador político en el Vaticano, apuestan a un embajador de carrera como Bellando, que se encargará de las cuestiones protocolares y administrativas de las relaciones bilaterales entre la Santa Sede y la Argentina.

 

 

Al parecer, la decisión del Presidente de poner a Bellando como embajador en el Vaticano llegó de la mano del secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, quien tiene aceitados vínculos con la Iglesia y es uno de los hombres del Gobierno más consultados por la Santa Sede. Según fuentes gubernamentales, los temas más políticos y urticantes quedarán en manos de Francisco y Alberto Fernández de manera directa y sin intermediarios.

La relación del gobierno con la Iglesia viene atravesando momentos ásperos luego de la decisión del ministro de Salud, Ginés González García, de avanzar con el protocolo de salud que autoriza a que las adolescentes de entre 13 y 16 años puedan realizar una interrupción legal del embarazo sin necesidad de presentar la autorización de sus padres. En la última reunión del presidente con la cúpula eclesiástica se abordó la temática del aborto y de la cual Fernández pretende llevar a la cámara de Diputados.

A pesar de ello, la Casa Rosada mantiene buenas relaciones con el Vaticano y desde la Iglesia trabajan con el Ministerio de Desarrollo Social en la asistencia a sectores pobres para la atención social.

COMENTARIOS