Política

Nepotismo en Ezeiza: la mujer y el hijo de Granados compiten por sucederlo

En Ezeiza aseguran que aún no saben quiénes serán los candidatos y en qué frente competirán, pero saben que lo más probable es que el próximo intendente también lleve el apellido Granados

lunes 13 de enero de 2020 - 12:14 pm

Alejandro Granados, intendente de Ezeiza desde 1995, deberá dejar su lugar en 2023 porque la nueva ley que impide que sea reelecto. En ese marco, su esposa y su hijo ya comenzaron a movilizarse para ver quién va a ser el posbile sucesor en el puesto. 

La diputa entre Isabel Beatriz Visconti, conocida como “Dulce” Granados, y su hijastro Gastón “Gato” Granados se remonta hace ya algunos años.

La primera lleva varios años ansiando el puesto de su marido y hasta fue mencionada en 2015 por la propia Cristina Kirchner, quien había asegurado: “Ahora es el turno de Dulce”. Sin embargo, no le hicieron caso y fue su marido quien fue reelecto para el distrito.

Por el otro lado, el hijo de otro matrimonio de Granados, Gastón, es jefe de gabinete municipal y se define como “peronista de Perón, nacional y popular”. Sin embargo, destaca su apertura de diálogo para con todos los colores políticos y hasta viajó a China con Maria Eugenia Vidal durante la gestión de Macir. Es también conocido por su “sencillez”.

El problema es que el “Gato” pensó que en 2019 sería el año de su madre y en 2023 será su turno“, decían los vecinos en las elecciones de octubre pasadas, donde Alejandro volvió a ser reelecto, ya vaticinando la rivalidad que crecería entre ambos en estos años.

Ahora, la pica entre madrastra e hijastro tiene como “campo de batalla” a la Universidad Provincial de Ezeiza (UPE), según cntaron a LPO fuentes locales.

Cuando asumió en la Provincia, Vidal removió del puesto de “delegado normalizador” de la UPE a Fernando di Matteo, un hombre que respondía a Dulce, y nombró a Daniel Galli. Tiempo después, Galli fue oficialmente votado y ratificado como rector de la universidad. Tras esta designación, en el municipio se habló de un acuerdo cerrado entre Vidal y Gastón Granados.

Este tema abrió la grieta entre los familiares de Alejandro Granados: mientras Gastón busca que Galli conserve su puesto, su mujer lucha por removerlo de allí. 

Dulce había sido quien fundó e invirtió su tiempo acondicionando la universidad, por lo que ahora lucha por defender lo que considera suyo. Y, a pesar de que niega una interna con su hijastro, busca tomar más control dentro de la institución e insiste en que su verdadera lucha está en “nacionalizar” la casa de estudios, que hoy es provincial.

Sin embargo, aún no se conoce cuales serán los nombres que irán a las boletas en 2023 y qué apsará con la tensa situaciñón familair para ese entonces.

COMENTARIOS