Viral

Le negó ayuda a una mujer por votar a Alberto, confesó que evadía impuestos y ésta fue la reacción de la gente

La dueña de un bar denigró a una mujer por su orientación política y las redes se encargaron de hacer lo suyo

viernes 10 de enero de 2020 - 3:16 pm

Todo comenzó cuando Magalí Maquedo, una mujer de 32 años oriunda de Villa Crespo, pidió ayuda a través de sus redes sociales porque necesitaba comida para alimentar a su hija.

A raíz de esta publicación, muchas personas con ánimos de ayudar se comunicaron con ella para enviarle alimentos. Sin embargo, también obtuvo otro tipo de respuestas, como por ejemplo la de una mujer llamada Jimena Carba.

En un principio, parecía que la mujer realmente tenía intenciones de ayudar: le pidio a Magalí la dirección de su casa y se mostró comprensiva. Sin embargo, antes de realizar la compra la puso “a prueba” con una insólita pregunta: “¿A quién votaste?”, a lo que la mujer replicó que no pudo votar, pero que hubiera votado a Alberto Fernández en ésta ocasión.

Ante esta respuesta, Jimena, quien se declara abiertamente “anti K”, le solicitó la lista de alimentos que necesitaba y luego de que la mujer se los enumerara, le mandó el link para a tramitar la famosa Tarjeta Alimentaria implementada por la gestión de Alberto Fernández, seguido del mensaje: “Si no hubieras pensado en votar a Fernández te hacía una compra, pero por gente que votó a ese infradotado este país va a volver a ser la cueva de narcos y corruptos que fue hasta el 2015“.

Fue la misma Jimena quien publicó el chat que tuvo con Magalí, expresando: “Lo siento, no ayudo a ninguna ‘kuka’, que le pida ayuda a Alberto”.

Aquí las capturas de pantalla del pedido de Magalí y el posterior posteo de Jimena acompañado de las fotos del chat:

El posteo de Jimena causó un gran revuelo en Twitter, donde se encargaron de “vengarse” de la actitud de la mujer, y realizaron un verdadero trabajo de investigación, mediante el cual descubrieron que la mujer es dueña de un bar y había confesado que “desde agosto” trabajaba “a puertas cerradas” porque no quería pagar impuestos al nuevo gobierno.

A partir de este descubrimiento, se encontró el nombre del bar y “la Justicia” de Twitter comezó a obrar dejando reseñas negativas del bar en todos los sitios posibles. Estas reseñas rápidamente comenzaron a multiplicarse mientras pasaban las horas y rápidamente el local gastronómico pasó de tener casi 5 estrellas a estar abajo de 2 estrellas.

Aquí están algunas de las mejores respuestas elegidas por los usuarios:

COMENTARIOS