Radio

Luis Novaresio se refirió sobre la polémica frase viral que le dijo Dady Brieva

El periodista y conductor de La Red hizo su descargo luego de que un fragmento del último reportaje que le realizó al actor provocara críticas en las redes sociales

jueves 9 de enero de 2020 - 9:50 am

Luis Novaresio entrevistó hace unos días a Dady Brieva en su programa de A24 y una de las frases de la nota estuvo en el eje de la polémica la última semana.

“Te hiciste puto, ¿no te vas a hacer peronista?”, le preguntó el humorista al conductor, y rápidamente recibió cientos de críticas en Twitter.

Este jueves, tras su regreso de las vacaciones, el comunicador se refirió al tema en Radio La Red.

Aclaró que en ningún momento se sintió ofendido y sembró algunas dudas sobre el origen de la supuesta ola de indignación virtual.

A continuación, una transcripción completa de sus dichos:

Yo siento la necesidad en honor al afecto que le siento a Dady Brieva de decir esto que voy a decir.

Primero: nosotros trabamos una especie de amistad. No una amistad íntima de que nos vemos todo el tiempo. Yo lo quiero mucho y yo siento que él me quiere mucho a mí. Hemos tenido fuera de nuestros trabajos cruces de mensajes y encuentros muy cordiales, muy generosos.. Es un tipo muy cariñoso.

En ese marco, como decía al comienzo, cuando charlan dos amigos, vos te permitís algunas cuestiones, vos te permitís decir algunas barbaridades… Te voy a decir un ejemplo total: si quien me hubiese dicho esto era Miguel Del Sel, yo me hubiera sentido especialmente ofendido… Porque no lo conozco, no tengo buen trato, tengo una posición crítica por la política y siento que tiene una actitud sumamente complicada.

Entonces, la verdad, si me lo hubiera dicho Miguel Del Sel, sí me hubiera sentido ofendido.

Como me lo dijo Dady Brieva, que es mi amigo, y que estamos… Si ustedes escuchan los 50 minutos de nota, fueron 47 minutos de chicanas de un lado y del otro donde… Mirá, con Dady, en la entrevista, hay un momento para mí memorable -gracias al entrevistado, no al entrevistador- que es que estuvimos 17 segundos mudos, mirándonos el uno al otro, cuando yo le pregunto una cuestión que tiene que ver con Macri.

Yo no me permito nada más que con un amigo, con un tipo que… esto: a ver quién rompe el silencio.

Entonces, primero quiero decir lo que corresponde: como la frase fue dirigida individualmente a mí, no a un colectivo. No estaba hablando de una persona que, de un colectivo, etc, etc… Yo no me siento ofendido, por lo cual es ¡fin de la polémica!

Si a mí me dicen algo que no me ofende y el resto quiere sentirse ofendido por mí, yo les agradezco la solidaridad de la ofensa. No me siento ofendido. No me pareció discriminativo ni homofóbico. Nada.

Probablemente a los que se sienten molestos no les guste el tono con el que nosotros nos hablamos. Es probable. Bueno, es una cuestión de gustos, no es una cuestión de fondo. Lo que sí yo creo en esto y por eso me dedico a hablar unos segundos de esta cuestión subyace algo más complicado: no que me diga puto, sino que esto es la grieta. Es la alimentación de la grieta. Es la historia de ponerlo a Dady, como el ultraK, a mí como el ultraM y entonces empezamos a jugar de este lado.

Hay que ver quiénes son los que motorizaron el inicio de esta discusión y la verdad que se ve inmediatamente. Yo me resisto porque yo sé de la hombría de bien de Dady y yo sé que si Alberto Fernández hace un mal gobierno, no lo va a defender dogmáticamente.

Él sabe perfectamente cuál es mi posición por haber dicho “Voté a Macri” y criticarlo como corresponde. Porque somos dos personas que tenemos antes que nada un criterio personal y un respeto por lo que pensamos y una convicción por lo que pensamos. Y a pesar de que sea mucho más cómodo colocarnos en el colectivo de los ultraK y los ultraM, nosotros demostramos varias cosas:

a) que no somos eso;

b) que podemos charlar, y nos divertirnos y hacemos notas interesantes.

Entonces creo que es esto lo que se está discutiendo, no la cuestión homofóbica, en absoluto,

Que tenemos todos un resabio de machismo, homofobia, racismo, xenofobia, antisemitismo… tenemos todos porque nos hemos criado en un paradigma donde hacer un chiste sobre un judío era gracioso.

Bueno, lo tenemos que cambiar.

Los que tenemos más de 50 estamos aprendiendo a deconstruir un montón de cosas. Yo dije durante años “crimen pasional” al aire no dándome cuenta que decir que un hombre que mata a una mujer por pasión era casi que lo justificaba: un hombre que estaba tan apasionado que lo mató. Bueno, aprendí que eso es una aberración.Lo aprendí. Pero era una matriz cultural en la que yo me críe.

Entonces, de verdad:

a) no me siento ofendido, lo quiero un montón, es un tipazo, no me discriminó.

Si de lo que en realidad estamos hablando es de la grieta, yo quiero darles una mala noticia: nos encanta juntarnos con Dady porque pensamos muy distinto, muy distinto, pero nos encanta sentarnos a escuchar al otro con la convicción de que el otro tiene una parte de la razón.

COMENTARIOS