Caso Nisman

Sergio Berni contó que se “duerme” viendo el documental de Nisman

El ex secretario de seguridad dijo que la serie producida por Netflix "no cambió en nada" su hipótesis del suicidio y aseguró que "los crímenes perfectos no existen".

martes 7 de enero de 2020 - 5:12 pm

Al día de la fecha y a casi una semana de su estreno, “Nisman: el fiscal, la presidenta y el espía”, el documental que relata las conspiraciones en torno a la muerte del ex-titular de la UFI-AMIA, sigue generando controversias y repercusiones. Las declaraciones realizadas por el ministro Sergio Berni, son un ejemplo de ellas. El ex-secretario de Seguridad aseguró hoy que el documental sobre la muerte de Alberto Nisman no cambia su hipótesis sobre el caso y volvió a cuestionar el peritaje realizado por la Gendarmería Nacional, que había concluido en el asesinato del fiscal.

En diálogo con radio El Destape, el funcionario contó que comenzó a ver la miniserie producida por Netflix, pero que todavía no la terminó porque se queda dormido cuando llega a su casa. “Recién voy por el capítulo 3. Llego muy tarde a la noche, hago un esfuerzo terrible y me quedo dormido. No porque el documental sea malo, sino porque llego muy cansado”.

 

 

El 18 de enero del 2015, Nisman aparecía muerto con un balazo en la cabeza en su departamento de Le Parc. Berni, en ese entonces Secretario de Seguridad, fue uno de los primeros en llegar al departamento del fallecido fiscal. A raíz de su accionar y en relación a las repercusiones del documental, dijo que tiene una “idea clara” sobre el caso y remarcó que “los crímenes perfectos no existen”. “No porque haga futurología, sino porque estudié criminología y el lugar donde murió Nisman, y he hablado con diferentes actores”, aseguró.

El ministro de Seguridad bonaerense sugirió que se trató de un suicidio y dijo que no hay pruebas en la causa que se tramita en la Justicia federal de que Nisman haya sido víctima de un crimen. “Está claro lo que pasó. Siempre digo que lo primero que se aprende en criminología es que los crímenes perfectos no existen, lo que existen son las malas investigaciones”, dijo.

Enseguida, agregó: “Esta investigación lleva cinco años y todavía no ha aportado ni una sola prueba. Por lo tanto, o la investigación es muy mala o el crimen que se trata de aclarar no fue tal crimen. Más tarde que temprano los argentinos vamos a saber de una vez y para siempre la verdad”.

En lo que concierne al informe de Gendarmería, el funcionario criticó la conclusión que establecía que el fiscal había sido golpeado, drogado con ketamina y asesinado por dos personas: “partieron de una premisa errónea [que Nisman había sido drogado] y eso lleva a un resultado erróneo”.

COMENTARIOS