Política

Rechazo por el inminente nombramiento de un cuestionado nombre en el Senasa

Se trata de Víctor Di Pascuale, el ex Director del Centro Regional Santa Fe quien el propio kirchnerismo había removido en 2013 ante presuntas irregularidades en su cargo

martes 7 de enero de 2020 - 10:48 am

A casi un mes de la llegada de Alberto Fernández al poder, aún restan por cubrir puestos clave en los engranajes del Estado. Con los nombres ya puestos en los ministerios y en los espacios más sensibles de gobierno, todavía quedan por ocupar oficinas jerárquicas en diversas áreas.

Una de ellas son las oficinas regionales del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA). En la provincia de Santa Fe hay preocupación genuina ante el inminente regreso de Víctor Di Pascuale a la Dirección Regional. Actualmente, el organismo está dividido en 14 regionales, siendo la santafesina una de las más sensibles.

El posible regreso de Di Pascuale ya generó quejas por parte de productores de la zona. Otro jugador que mostró preocupación fue la Federación de la Carne (FOECRA), desde donde recordaron que el propio kirchnerismo, cuando Norberto Yahuar era ministro de Agricultura, lo corrió de su cargo en 2013 “ante supuestas irregularidades que éste habría cometido”.

La carrera profesional de Di Pascuale pareciera reinventarse cíclicamente, ya que en 2014 el mismo kirchnerismo le dio una nueva oportunidad que sólo duró hasta 2017, cuando el por entonces ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, lo volvió a empujar por la puerta de atrás.

El historial de Di Pascuale cuenta, además, con una curiosa defensa a un empleado propio que fue denunciado por el cobro de una coima en 2016.

¿Cómo ocurrió este hecho? Alberto Nicolás Mazzón, de 68 años, dedicado a la cría y compra-venta de caballos, denunció que Duilio Locatelli, jefe de la oficina del Senasa en Vera, le habría pedido una coima por 1.000 pesos. Para probarlo fotocopió los billetes que le habría entregado y realizó la denuncia, según contó en ese momento el periodista Matías Longoni en su sitio Bichos de Campo.

Ante ese caso, Senasa separó al funcionario, pero su director regional, el mismísimo Di Pasquale, calificó el hecho como “confuso”. Y ensayó una curiosa explicación: “El productor formuló una acusación por un dinero que aparentemente se le estaría cobrando de manera irregular, dinero que luego aparece arriba de un escritorio entre unos papeles. Por supuesto que nuestro funcionario lo desconoce, por lo que se hace una contradenuncia”.

Según Di Pasquale, para evitar situaciones como estas, “nos parece que una herramienta importante sería que los productores cuando necesiten hacer conocer alguna falencia lo hagan a través de la Dirección Regional” que él mismo dirigía.

COMENTARIOS