Televisión

Video | Mónica Gutiérrez cruzó a El Pepo en una entrevista televisiva

En el primer programa de “Crónicas en la tarde”, la periodista de El Trece tuvo un tenso ida y vuelta con el músico sobre el momento del accidente donde murieron dos personas

martes 7 de enero de 2020 - 5:40 am

El debut de Crónicas en la tarde tuvo una tensa presentación: un mano a mano entre Mónica Gutiérrez y el Pepo, quien cumple arresto domiciliario acusado de doble homicidio culposo por la muerte de dos personas, luego de un accidente automovilístico del vehículo que conducía.

“No hay noches que no tenga recuerdos del accidente. Me pone mal y me entristece. Yo viví un momento desagradable, horrible para el resto de mi vida. Al igual que para la familia de los chicos. Es algo muy feo lo que pasó”, se victimizó Rubén Darío Castiñeiras en relación al episodio que se cobró la vida de su representante, Ignacio Abosaleh y del trompetista Nicolás Carabajal.

“Estás acusado de doble homicidio culposo agravado y de lesiones gravísimas. Está claro que vos no saliste a matar… pero los mataste. Ellos terminaron muertos en un episodio en el que vos conducías un auto en una circunstancia que está bajo investigación. Los jueces entienden que la conducta con la que manejabas era riesgosa, temeraria. Y hay una serie de elementos que te ponen en una situación complicada ante la Justicia”, argumentó la conductora.

Entonces el Pepo explicó su punto de vista: “La verdad es que más allá de la situación que describí como horrible para todos, yo manejé 230 kilómetros de manera correcta. Donde no hubo ninguna situación de manejo temerario. Inclusive esto lo dice Romina Candia en su declaración. Ella dice que en ningún momento sintió temor por mi manera de manejar”.

“Pero ibas manejando y tomando vodka”, interrumpió contundente Mónica. “Romina dijo que te servía traguitos de vodka y que ibas consumiendo alcohol. Y después cuando te hicieron la pericia encontraron restos de cocaína”.

“Está bien, pero sólo tomé unos sorbos”, reconoció el cantante. “Lo que no indica que estuviera en estado deplorable y que no podía manejar. Te explico que diez minutos antes del accidente hablé por teléfono con una persona que no manifiesta que yo estaba mal. Entré en Atalaya antes y nadie dijo que yo estaba mal”, se defendió.

COMENTARIOS