Mundo Animal

Koalas: hacia la extinción definitiva

25 mil koalas, que no habían sido contagiados por una bacteria mortal, murieron por los incendios forestales.

lunes 6 de enero de 2020 - 4:23 pm

Ya son 24 las personas fallecidas y más de 500 millones los animales muertos durante los incendios que azotan a Australia . Según el primer ministro australiano Scott Morrison, que enfrenta duras críticas, la situación es “catastrófica”. Dentro de la cifra de animales muertos, se encuentran especies protegidas. En las últimas horas murieron 25.000 ejemplares sanos de koalas (la especie se encuentra infectada por una bacteria), la mitad del total de la especie que se considera en extinción.

Entre la noche del viernes y la tarde del domingo, el número de fallecidos se elevó de 16 a 23 personas, mientras que son cerca de 15.000 las casas destruidas. Las llamas, que mantenían su foco en el estado de Nueva Gales del Sur, ubicado en la costa oriental del país, comenzaron a propagarse hacia el sur. En su camino, el fuego alcanzó la Isla Canguro, donde se encontraba situada una de las reservas de animales más importante de Australia; de un total de 50.000 koalas protegidos, murieron casi la mitad. El pasado viernes, Morrison, había hecho hincapié en la dificultad que implicaba atravesar el fin de semana en relación a los incendios forestales.

 

 

“Es posible que necesitemos los koalas de Isla Canguro para repoblar poblaciones en declive”, afirmaba un estudio presentado en junio de 2019 por científicos de la Universidad de Adelaida. Mucho antes de que comenzaran los incendios, los investigadores revisaron la salud de los koalas de Isla Canguro y encontraron que estaban libres de la bacteria Chlamydia Pecorum, una de las principales causas que llevan al koala a encontrarse en grave peligro de extinción. Además de causar esterilidad, la bacteria puede ser mortífera.

La esperanza era que estos koalas se reprodujeran para poblar otras zonas del país. La Fundación Australiana del Koala anunció este año que la especie se hallaba en “extinción funcional”, es decir, que ya no jugaba ningún rol relevante en el ecosistema. Si a esto se le suma el hecho de que, según estimaciones, el 80 por ciento de los bosques de eucaliptos, árbol del que se alimenta el koala, fue destruido por los incendios, el destino de la especie parece ir hacia la extinción definitiva.

Según la Universidad de Sidney, son más de 500 millones los animales fallecidos durante los incendios y más de cinco millones las hectáreas de vegetación calcinadas por el fuego.

Recién ahora, con los incendios fuera de control, el primer ministro anunció que movilizará 3.000 reservistas y alquilará cuatro hidroaviones, aunque se teme que sea tarde y las críticas sobre su accionar no se detienen. Según expertos, los incendios se originaron por una doble combinación inédita, posibilitada por los efectos del cambio climático en el país: una sequía y un aumento de temperaturas sin precedentes.

COMENTARIOS