Política

Santa Fe: escracharon la casa de Omar Perotti y acusan a los socialistas

El flamante ministro de Seguridad, Marcelo Sain, había acusado a "militantes de Lifschitz" por los desmanes en el hogar del mandatario

domingo 5 de enero de 2020 - 11:20 am

Estalló la tensión política en la provincia de Santa Fe, luego de que el ministro de Seguridad, Marcelo Saín, responsabilizó a “militantes socialistas” por el escrache que sufrió el gobernador Omar Perotti, al finalizar una marcha en reclamo de seguridad.

Es que un grupo de manifestantes, que participó de la multitudinaria marcha en reclamo de justicia por la muerte de Gonzalo Glaria, rompió vidrios de la Fiscalía Regional y después arrojó huevos y realizó pintadas contra la vivienda del mandatario provincial.

“Estos hechos no se inscriben dentro de la movilización general. Acá hay rosca política, muchos intereses de algunos sectores por mostrar que la responsabilidad de este desmadre es de la actual gestión. La gente no realiza esos hechos de violencia”, dijo este viernes el ministro.

Además, el protagonista agregó que los dirigentes socialistas Miguel “Lifschitz y (Rubén) Galassi deberán responder qué hacían ahí sus militantes. Hubo una participación, sin lugar a dudas, son militantes socialistas” los que participaron del escrache, afirmó Saín, en declaraciones radiales.

Según indica La Política Online, por segunda vez en dos semanas, las declaraciones altisonantes de Saín vuelven a generar un ruido entre el justicialismo y el socialismo, principal opositor en Santa Fe.

Antes del tratamiento del pedido de Emergencia por parte de la Cámara de Diputados, el Ministro había fustigado a su antecesor, Maximiliano Pullaro.

“Otra vez: habla demasiado y lo salpica al Gobernador. Se olvida que fue parte de la gestión anterior”, se lamentaba un dirigente peronista ante un nuevo capítulo de verborragia del Ministro.

“Nos preguntamos hasta ahora quién banca a Saín, porque no hace más que generarnos líos”, se quejaba un legislador de ese partido, que recibía los reclamos de sus colegas del socialismo ante las acusaciones.

COMENTARIOS