Alimentación

Digestión lenta: qué alimentos no deberías mezclar

Si sufrís de este problema, prestá atención a estas combinaciones

martes 7 de enero de 2020 - 7:03 am

Es tan importante lo que comés como cómo lo comés. Una de las formas es prestar más atención a la mezcla de alimentos porque algunas combinaciones pueden terminar perjudicando. Tomá nota de lo que no deberías combinar en la misma comida si tenés problemas de digestión recurrentes.

El estómago segrega diferentes enzimas para degradar y transformar los nutrientes de los alimentos, enzimas que pueden interferir unas con otras produciendo gases, molestias estomacales e hinchazón abdominal.

Alimentos ricos en almidón y alimentos ácidos

Ambos tipos necesitan diferentes enzimas para digerirse y en este caso serían los alimentos ácidos los que impedirían la correcta digestión de los ricos en almidón.

La enzima amilasa que segregan las glándulas salivales y el páncreas transforma en glucosa el almidón de alimentos como el arroz, el pan, los cereales o las papas. Sin embargo cuando ingerimos ácidos como tomates, naranjas, vinagre, pomelos, limones, etc., esa acidez va a inhibir la acción de la enzima amilasa. La digestión de los alimentos ricos en almidón no se haría fácilmente sino que requeriría más tiempo y esfuerzo por parte del organismo. La pasta o arroz con tomate sería una mala idea aunque no parezca.

Las frutas (casi) siempre solas

Las frutas son de digestión y fermentación rápida por lo que es aconsejable tomarlas solas, o bien media hora antes de las comidas, para evitar interferir en la digestión de otros alimentos.

Algunas fermentan más despacio como la manzana, la banana o el coco, estas son las que podés utilizar en tus desayunos mezcladas con avena por ejemplo en un porridge o con copos de trigo sarraceno.

Proteínas animales

Consumir proteína como carne, pescado, queso o huevos requiere de grandes cantidades de ácidos estomacales porque son de digestión larga. Para que esa digestión se haga correctamente lo ideal es consumir la proteína en solitario o bien combinada con vegetales, pero vegetales sin almidón. Lo mejor es comer tu proteína con verduras como brócoli, espinacas, porots verdes, espárragos… nada de papas, zanahorias o batatas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los alimentos ricos en almidón

Podés consumirlos en solitario pero también combinarlos con verduras, con y sin almidón, y con legumbres, así que por supuesto podrías comer unas lentejas con arroz y verduras o un plato de pasta pesto con verduras o salteada con brócoli y hongos.

Aunque las legumbres combinen perfectamente con las verduras, no son recomendables combinadas con proteína animal si tenés problemas de digestión.

Fuente: Mujer hoy

COMENTARIOS