Salud

Claves para diferenciar una alergia de un resfriado

Qué síntomas comparten y cuáles son diferentes

viernes 3 de enero de 2020 - 7:42 am

Diferenciar una alergia de un resfriado a veces no es tarea sencilla. Inclusive, para los profesionales médicos se puede volver dificultoso cuando el cuadro clínico no es completo.

Si bien se esperaría que la presentación de una y de otra difiera en las épocas, no siempre es así. La alergia puede hacerse presente en épocas invernales donde el resfrío es la patología habitual de las vías respiratorias.

La alergia respiratoria, conocida como rinitis alérgica, afecta hasta a un tercio de la población. De ese grupo, son dos tercios los que la padecen todos los años en la misma época; usualmente en primavera.

A su vez, entre los infantes, el resfriado sucede hasta ocho veces en el transcurso de un año. Esa cantidad se considera normal y no significa que haya alguna predisposición de base. Para los adultos, la cantidad máxima de resfriados anuales esperables se ha establecido en cinco.

Ambas situaciones se localizan en el sistema respiratorio, aunque con orígenes distintos. Mientras la rinitis alérgica es una reacción inmunológica a un agente externo, el resfriado tiene su causa en una infección viral.

Una rinitis alérgica es en su base una alergia, es decir, una reacción del cuerpo a un agente externo conocido como alérgeno. Lo clásico es que sea estacional.

Pueden desencadenarla muchas sustancias, pero lo más frecuente es que lo haga el polen de las plantas en primavera, los ácaros dentro de las habitaciones, el pelaje de los animales que se tienen como mascotas en los hogares y ciertos alimentos.

Cuando una persona padece rinitis alérgica tiene: estornudos, prurito nasal, eritema de la nariz, lagrimeo ocular y goteo nasal.

Gran parte de los síntomas de la rinitis alérgica se comparten con el resfriado: goteo nasal, estornudos, lagrimeo ocular, etcétera. Sin embargo, lo segundo se contrae por virus, no por reacción. Su época de máxima presentación es el invierno, ya que se generan las condiciones ambientales para que estos virus puedan penetrar las barreras de defensa del ser humano.

Son cuadros autolimitados que duran una semana y desaparecen sin complicaciones si se toma el recaudo de descansar, hacer reposo e hidratarse.

Los medicamentos para el resfriado común ayudan a superar los síntomas, pero no disminuyen el tiempo de duración del cuadro clínico. De ninguna manera tienen indicación los antibióticos es una infección de resfrío.

Claves para diferenciar una alergia de un resfriado

Fiebre: es signo infeccioso en la gran mayoría de los casos. La rinitis alérgica cursa sin fiebre siempre, y su presencia es indicativa de un agente externo colonizando nuestro cuerpo.

Duración: el resfriado común es una patología autolimitada. Su tiempo de duración es de una semana aproximadamente y se resuelve con las defensas corporales cuando éstas logran derrotar al virus. La alergia no tiene una duración estimada y puede prolongarse mientras persista el agente externo que la provoca.

Mucosidad: si bien es una diferencia sutil, no son iguales los mocos. En la alergia la mucosidad tiende a ser transparente y fluida al punto líquido, mientras que en el resfrío hay coloración amarillenta y es más espesa.

Estornudos: el de la rinitis es clásico porque se presenta en una seguidilla de varios accesos que se repiten durante el día. En el resfrío es un síntoma más, pero esporádico, y raramente en cadena.

Intensidad: el resfrío suele presentarse con todos los síntomas desde un inicio, y luego van descendiendo su intensidad, para llegar al séptimo día de evolución prácticamente recuperado el cuerpo. La rinitis alérgica no tiene esa curva de intensidad, sino que más bien evoluciona de forma pareja mientras dura.

Fuente: Mejor con salud

COMENTARIOS