Salud

Siete trucos para purificar el aire de tu hogar

Cómo desintoxocar el ambiente con elementos caseros

lunes 30 de diciembre de 2019 - 7:41 am

1. Mejorá la ventilación

La mala ventilación permite que los contaminantes permanezcan en el aire. Abrir las ventanas y puertas al menos dos o tres veces al día, a menos que se tengan alergias o que haya temperaturas extremas, es lo ideal. Cuando cocinamos o nos bañamos, es bueno encender un ventilador extractor, si lo tenemos, para ayudar a retirar los contaminantes y reducir la humedad.

2. Lámpara de sal

Es otro gran purificador de aire natural. Los productos de cristal de sal tienden a reducir los irritantes en el aire. Además, la sal rosa del Himalaya es un purificador de aire iónico natural que extrae toxinas del ambiente y las neutraliza.

3. Plantas de interior

¿No podés pagar esos filtros de aire? Llená tu espacio con plantas de interior. Algunas pueden ayudar a retirar los tóxicos y se consideran una solución y económica para la contaminación interior. Además, nos protegen de cualquier efecto secundario asociado con toxinas prevalentes, como el amoníaco, el formaldehído y el benceno.

Entre las más populares están la palma de areca, el potus, la aspidistra, el bambú, los helechos y las palmeras.

4. Velas de cera de abejas

Además de mejorar la calidad del aire en el hogar, se queman lentamente, por lo que no es necesario que las reemplaces con frecuencia.

5. Carbón activado

Es inodoro, altamente absorbente y funciona de maravilla al eliminar las toxinas del aire.

6. Aceites esenciales

Los aceites esenciales como el orégano, romero, tomillo, toronja, limón, la canela y el árbol de té hacen que los virus, hongos, bacterias e incluso el moho no puedan sobrevivir dentro de tu casa. Otra manera de tenerlos presentes sería agregarlos a los jabones y detergentes para respirar un aire más fresco y limpio.

7. Fibras naturales

Existe un gran número de materiales de construcción cuya pintura o pegamentos contienen compuestos orgánicos y químicos que emiten vapores que contaminan el ambiente. Para evitarlo, en este caso, la recomendación más habitual es el uso de materiales naturales en el hogar.

Siempre que puedas, elegí fibras naturales en los textiles, como lana o algodón; optá por el bambú, el vidrio o el corcho para el mobiliario; y usá pinturas ecológicas en las paredes.

Fuente: La bioguía

COMENTARIOS