Premier League

Festeja Liverpool: Wolverhampton se lo dio vuelta a Manchester City y lo alejó de la cima

En un encuentro vibrante que tuvo todos los condimentos, los Lobos le dieron una mano al cuadro de Klopp y vencieron por 3-2 a los Ciudadanos

viernes 27 de diciembre de 2019 - 7:18 pm

Manchester City tenía la oportunidad de quedar como único escolta del Liverpool tras la derrota del Leicester, precisamente ante los Reds.

Pero, de manera inexplicable, al cuadro de Guardiola se lo dieron vuelta en el complemento y quedó muy lejos de la punta: Wolverhamton se hizo fuerte como local y venció por 3-2 a un elenco ciudadano que jugó con diez jugadores desde el minuto 13, tras la expulsión del arquero Ederson.

De todas maneras y a pesar de tener que “sacrificar” a Sergio Agüero para que entre Claudio Bravo tras la expulsión del arquero brasilero, el City se iba a poner en ventaja en el tanteador con una insólita jugada.

A los 23 minutos de la primera etapa, Raheem Sterling cayó en el área y el árbitro, por aviso del VAR, decidió cobrar penal para el cuadro visitante. El propio extremo inglés se hizo cargo del tiro penal, que atajó muy bien Rui Patricio para ahogarle el grito de gol.

Pero el árbitro Martin Atkinson volvió a recibir un aviso desde el VAR y, por invasión de dos jugadores del Wolves, hizo ejecutar de nuevo la pena máxima. Sterling volvió a tirar la pelota al mismo lugar que la primera vez, el arquero portugués volvió a adivinar sus intenciones pero con la mala fortuna de que le cayó el rebote en el pie para abrir el marcador.

Con ese resultado y aguantando como pudo, los de Guardiola se fueron 1-0 al entretiempo con muchas cosas por mejorar.

En el arranque del segundo tiempo, los visitantes volvieron a golpear. Iban apenas 5 minutos del complemento cuando Kevin de Bruyne puso a correr a Sterling con un pase largo dejándolo mano a mano con Rui Patricio. El atacante esperó hasta último momento y la picó de manera exquisita ante la desesperada salida del portero para el 2-0 parcial.

Con el correr de los minutos, el City comenzó a sentir la merma física de jugar casi todo el partido con uno menos. A los 10 de la etapa complementaria, Adama Traoré sacó un violento tiro raso desde afuera del área que dejó sin respuesta a Claudio Bravo para poner el descuento y abrir el partido.

Cuando parecía que todo iba a quedar así, Wolves consiguió el empate de tanto pisar el área de un Manchester que había perdido por completo la posesión de la pelota. Traoré le robó la pelota dentro del área a Benjamin Mendy y se la cedió a Raúl Jiménez, que solo tuvo que empujarla para igualar el tanteador.

Pero eso no fue todo, sino que llegó el tanto que ya se veía venir por lo que fueron los últimos minutos. A los 89′, Matt Doherty llegó hasta el área rival y, tras combinar con Jiménez, sometió a Bravo de un zurdazo para el 3-2 final que desató la locura de todo el Molineux Stadium.

Con los resultados del Boxing Day, Liverpool es puntero con 52 puntos y es muy difícil que se les escape esta Premier. Su máximo perseguidor es Leicester con 39 y, tras la derrota ante Wolves, Manchester City quedó con 38 unidades.

COMENTARIOS