Belleza

Seis trucos para usar el perfume en verano

Cómo hacer que dure más y qué fragancias quedan mejor

sábado 28 de diciembre de 2019 - 7:11 am

No sólo es que cambiemos de perfume en verano. Los más intensos se quedan en el cajón y a escena salen los más frescos. La forma de usarlos también cambia. Muchos piensan que cambiarlo o usar menos cantidad es suficiente, pero lo cierto es que esto no sirve de nada. ¿Qué debemos tener en cuenta?

La concentración

La clave está en optar por aguas de colonia de menos concentración. Hay fragancias que cuentan con una versión en Eau de Toilette. Mejor esta última que el ‘Parfum’.

¿Se puede pulverizar sobre la piel?

El miedo a la fotosensibilización hacen que se perfume la ropa en vez de la piel. Pero cuidado, porque tejidos como la seda o el lino pueden quedar arruinados. ¿Qué hacer entonces? Es cierto que no se recomienda perfumarse y tomar el sol después pero, ¿qué tal vaporizar el pelo? Existen versiones de perfumes especialmente diseñados para él que además de aportar un aroma especial, lo hidratan.

Cambio de familia

El verano es territorio de los aromas cítricos, frutales y florales voluptuosos. Las fragancias orientales resultan muy pesadas sobre la piel con la subida de las temperaturas, del mismo modo que sucede con las notas amaderadas. Así que regulá el uso del ámbar, el musk, el sándalo o la vainilla. La transpiración excesiva puede alterar estas notas.

Practicá el ‘layering’

Por ejemplo, sumá un gel de baño perfumado con la crema hidratante del mismo aroma y un poco de fragancia de la misma familia. Esta es la forma más sutil y delicada de prolongar la vida del perfume. Sobre todo cuando gracias al calor, la piel queda al descubierto.

Cuanto más hidratación, más dura

Una buena clave para que tu perfume dure más en verano es que la piel esté bien hidratada. El extra de lípidos hace que el olor se fije mejor y dure más.

Dispará de lejos

Nada de aplicar la vaporización cerca. La distribución de la esencia será mejor y más duradera cuando más lejos se aplique. La mejor distancia es a 10 centímetros de la piel.

Fuente: Elle

COMENTARIOS