Alimentación

Recomendaciones para comer fuera de casa sin excedernos

Consejos para disfrutar de las reuniones dándose gustos pero a la vez comiendo sano

jueves 26 de diciembre de 2019 - 7:09 am

Es una época en las que las reuniones y comidas fuera de casa aumentan y eso se convierte en un desafío para quienes quieren controlar lo que comen. A continuación, algunos consejos para disfrutar y comer saludable sin excederse.

Muchos de los platos que se venden en los restaurantes son excesivos en calorías, sodio, grasas y, en particular, grasas saturadas. Además, los menús de niños tienen más grasas y azúcares.

Antes de salir a comer fuera de casa, es muy importante que controles tus decisiones incluso antes de estar en el restaurante. Estos son algunos trucos a tener en cuenta:

– Elegí el restaurante previamente y reservá: si sabés con antelación a dónde vas, sabrás el tipo de comida que tiene y, así, evitarás luego entrar en el primer sitio que veas. También reservar es recomendable, ya que evitarás esperar en el caso de que haya lista de espera y tentarte comiendo algo previo.

– Mirá el menú antes, si es posible: muchos restaurantes tienen ya colgado en su pagina web la carta y, así, sabrás qué poder elegir antes de llegar.

– No vayas con mucha hambre: sino te comerás el pan y todo el picoteo que ponen previamente, cosa que podrás evitar si no llegas tan hambriento. Podés comer una fruta antes de salir.

Durante la comida en el restaurante, una vez que ya tenés controlados los trucos previos:

– ¿Qué puedo beber? La opción más recomendable es agua. Si querés pedir otras opciones, podés elegir agua con gas o, si querés algo más de sabor, pedila con una rodaja de limón. Podés optar también por jugos naturales, cerveza sin alcohol. Los refrescos sin azúcar no son muy adecuados.

– Controlá el pan. Si no querés comerlo, decile al mozo que no lo traiga. Y, si querés comer, decile que traiga una pieza pequeña por persona.

– ¿Qué opciones pedir? Como primer plato tenés que comer verdura. Una vez que ya las tengas elegidas, seleccioná la proteína con la que querés completar. Puede ser carne, pescado, huevo o legumbres. Evitá los platos fritos o con salsas.

– Elegí guarniciones saludables: por ejemplo, cambiá las papas fritas por asadas o ensalada. No incluyas pan si tu plato ya tiene harinas o carbohidratos.

– Pedí las salsas aparte: evitá que te echen aderezos, salsas o quesos encima de los alimentos. Así, podrás probar un poquito pero sin excederte.

– Compartí tus platos: echar un ojo a las mesas de alrededor para ver el tamaño de los platos ayuda para decidir si pedir para vos solo o para compartir. En el caso de que sean grandes, pedí para compartir y podrás controlar la cantidad que comés. Si sobra, no tenés por qué comer para acabártelo y reventar, pedilo para llevar.

– El postre: Si hay fruta, pedí, o sino, jugo natural, café o infusión pueden ser buenas opciones. Si querés algo dulce, podés compartir el postre para no quedarte con las ganas.

¿Cómo saber si nos hemos pasado con la comida?

– Cuando tenemos mucha sed las horas de después de comer.

– Si tenés la digestión pesada y el resto del día no tenés más hambre.

– Cuando nos entra sueño después de comer.

Fuente: Mejor con salud

COMENTARIOS