Economía

Hasta que se aceite el dolar “turista”, las concesionarios frenan la venta de 0 km

Alberto Príncipe, presidente de la Cámara del Comercio Automotor (CCA), señaló que las concesionarias “toman la decisión de vender o no dependiendo de los stocks"

martes 24 de diciembre de 2019 - 7:47 pm

Después de que se publicara este lunes la ley de Emergencia Económica en la que quedaron establecidos los nuevos valores que se aplicarán a los 0 km en concepto de Impuesto Interno a partir del 1 de enero, lo que implica que a partir del primer día de 2020 los vehículos con precio mayorista desde $1.300.000 (que se transforman en automóviles que cotizan alrededor de $1.700.000 al público) pagarán un impuesto del 20% que se transforma en tasa efectiva del 25%; y desde $2.400.000 (alrededor del $3.100.000 al público), uno del 35% que se transforma tasa efectiva del 54 por ciento, las concesionarias frenaron su actividad.

“Decidimos entregar las unidades vendidas y frenar las ventas. Hoy sólo tenemos visitantes que entran a preguntar cuánto salen los autos, pero como no tenemos precio decidimos cerrar el 2019”, explicaron a Infobae desde una concesionaria de la Ciudad de Buenos Aires. “No vamos a vender una unidad hoy cuando no sabemos cuál será el precio de reposición que nos va a poner la fábrica”, agregaron.

Alberto Príncipe, presidente de la Cámara del Comercio Automotor (CCA), señaló que la situación es de “desconcierto. Los usados de dos o tres años se venden porque tienen precio, pero el resto no porque no saben si van a recuperar. Ahora hay que evaluar la medida y proyectarla, y cada concesionario va a tomar la decisión que crea mejor en un escenario de fuerte desconcierto y de caída de las ventas”.

Pero no todos están tan pesimistas. El titular de la Cámara de Importadores y Distribuidores Oficiales de Automotores, Hugo Belcecastro, señaló que el nuevo esquema impositivo “no es tan malo como muchos creen. En realidad afecta fuertemente a los importados de alta gama que son solo el 3% del mercado”: “Si uno mira los números de patentamientos al 23 de diciembre, son mayores que al 23 de noviembre, algo que nunca sucede”. La razón que encuentra el concesionario es que “muchos adelantaron su decisión de compra por el impuesto y las marcas ‘topearon’ los precios de las unidades, tanto que en algunos casos se registran bajas de hasta 180.000 pesos para que no paguen el impuesto interno”, detallaron.

COMENTARIOS