Salud

Cómo afecta la pirotecnia a las personas con autismo

Lo que es sinónimo de festejos para algunos, para otros es una verdadera tortura

martes 24 de diciembre de 2019 - 7:08 am

Cada vez son más las campañas de concientización acerca de los efectos negativos que genera la pirotecnia en los que están diagnosticados con el trastorno del Espectro Autista (TEA).

El niño, adolescente o adulto con hipersensibilidad auditiva y TEA debe ser protegido de la pirotecnia debido al malestar extremo que les genera. Uno de los síntomas del autismo es la hipersensibilidad en todos sus sentidos. Y una estimulación a través de los fuegos artificiales los altera, viven la situación con mucho nerviosismo y ansiedad.

Los estruendos provocados por los fuegos artificiales y los petardos les genera un alto nivel de ansiedad y estrés, incluso pueden causarles crisis, episodios en los que se ponen muy tensos, lloran, gritan, se tapan los oídos desesperadamente y en algunos casos pueden llegar a autolesionarse o presentar convulsiones.

De acuerdo al grado de autismo, el sufrimiento es peor. Personas del espectro autista han manifestado que (la sensación) es como estar adentro de un bombardeo.

Audífonos especiales, tapones en los oídos, puertas cerradas, música fuerte o hasta abandono de la casa son algunas de las medidas que deciden tomar quienes los acompañan.

Es por ello que se pretende para fomentar el uso de pirotecnia fría y dispositivos lumínicos como lásers, en lugar de los ruidosos fuegos artificiales. La pirotecnia fría es un tipo de fuego artificial que no quema. Está fabricada con químicos que al hacer combustión producen efectos luminosos y vistosos sin generar ruido ni humo.

COMENTARIOS