Conflicto en Chile

Cómo está Chile a dos meses de iniciadas las protestas contra Piñera

El 18 de octubre pasado comenzaron una seguidilla de manifestaciones en contra del aumento del subte y la desigualdad social. A dos meses de iniciadas las marchas, éstas comenzaron a mermar

sábado 21 de diciembre de 2019 - 12:09 pm

Hace poco más de dos meses, el 18 de octubre, en Chile comenzó un estallido social en principio debido a un aumento del 3,75% en el boleto del subte. Sin embargo, otras cuestiones solapadas comenzaron a exponerse y a ser manifestadas socialmente.

Pese a una economía en alza durante los últimos 30 años y luego de que Sebastián Piñera afirmara unos días antes de iniciada la protesta que Chile era una especie de “oasis” en la región, los costos de la salud y la electricidad, las bajas jubilaciones y una crónica y altísima desigualdad social hicieron mella en el ánimo de los ciudadanos. El aumento del subte fue únicamente el pretexto de un descontento añejo, que se manifestó por primera vez el 18 de octubre.

A partir de esa fecha, hubo marchas diarias, represiones, saqueos, incendios y barricadas. Pero, tras el récord de 1,5 millones de personas que marcharon el 25 de octubre, las manifestaciones comenzaron a disiparse y la última marcha grande fue la semana pasada en Plaza Italia, donde miles se congregaron para escuchar diferentes bandas en el llamado “Concierto por la Dignidad”.

“Las movilizaciones por definición tienen subidas y caídas y obviamente es muy difícil mantener la presión continuamente, pero estamos muy lejos de encontrar una salida a la crisis porque es muy difícil dimensionar la profundidad del descontento”, explicó Sofía Donoso, investigadora del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES).

“Es natural que después de dos meses, con las vacaciones de Navidad y las altas temperaturas del verano las marchas bajen de intensidad, pero eso no significa que se haya vuelto a la supuesta normalidad de antes del 18 de octubre”, cuando estalló la crisis, agregó Octavio Avendaño, sociólogo de la Universidad de Chile.

Las medidas de Piñera

El presidente de Chile anunció un paquete de medidas sociales para tratar de desactivar la crisis, que incluye el aumento gradual de las pensiones más bajas en hasta un 50 % o el incremento del salario mínimo hasta los 350.000 pesos chilenos (cerca de 435 dólares), pero una parte de la sociedad las considera “parches”.

“La agenda social que se presentó se basa en pequeños paliativos. El Ejecutivo no ha mostrado intención de hacer reformas profundas del modelo”, afirmó Avendaño.

“La solución es complicada porque hay múltiples cabezas y múltiples demandas. Conseguir una salida que deje contentos a todos va a ser muy difícil”, indicó por su parte Cristian Parker, sociólogo de la Universidad de Santiago.

COMENTARIOS