Política

Alberto sólo mantendría jubilaciones de privilegio para presidentes y vicepresidentes

Matías Ferrari

Jefe de Redacción en Nexofin. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Social (UBA).

En su mensaje en Twitter, el actual jefe de Estado aclaró que enviará un proyecto de ley para que "el Poder Judicial y el Cuerpo Diplomático" dejen de percibir este beneficio, pero no incluyó a los ex presidentes y vices que son el otro grupo que recibe este beneficio

viernes 20 de diciembre de 2019 - 6:33 pm

“Con el propósito de garantizar la igualdad, he decidido ampliar las sesiones extraordinarias del Congreso Nacional a efectos de que se aboque al tratamiento de un proyecto de ley que termine con las jubilaciones de privilegio (Poder Judicial y Cuerpo Diplomático)”, explicó el presidente, Alberto Fernández, en su cuenta de la red social Twitter.

Sin embargo, el actual presidente no incluyó en su mención a los ex presidentes y vicepresidentes, que por sus años -o en muchos casos meses o días- de trabajo al frente del Ejecutivo Nacional, cobran jubilaciones de privilegio.

Actualmente, Cristina Kirchner cobra dos pensiones (una como ex presidenta y otra como viuda de Néstor Kirchner) por $ 399.015. A este salario hay que sumarle lo que percibe por su nuevo rol de vicepresidenta.

Pero el caso de Cristina Fernández no es el único. Las jubilaciones de privilegio son percibidas por todos los que se sentaron en alguna ocasión en el sillón de Rivadavia, incluidos aquellos que sólo lo hicieron por pocas horas. De esta manera, Adolfo Rodríguez Saá, con menos de una semana como ex primer mandatario, percibe $ 297.087 mensuales.

Por otro lado, Carlos Saúl Menem percibe un haber de $ 340.031.

La aclaración de Alberto Fernández de que los cambios que pretende aplicar en las jubilaciones de privilegio apuntan “al Poder Judicial y al Cuerpo Diplomático” hacen pensar que el proyecto de ley que se conocerá la próxima semana exceptuará de este recorte a los ex jefes de Estado.

Cambios en 2002

En 2002, el Congreso de la Nación había derogado las jubilaciones de privilegio, pero el por entonces presidente Eduardo Duhalde vetó la ley. Si bien Duhalde no vetó la quita de este privilegio a los legisladores nacionales y funcionarios del Poder Ejecutivo -ministros, secretarios y subsecretarios-, sí derogó la ley que afectaba a las asignaciones vitalicias que cobraban ex presidentes y ex vicepresidentes.

 

COMENTARIOS