Judiciales

Sobreseyeron a Cristina Kirchner en una causa por insolvencia fraudulenta

La expresidenta había sido acusada de poner bienes, cuentas bancarias y acciones de sociedades a nombre de sus hijos para evitar responder a embargos en causas penales

jueves 19 de diciembre de 2019 - 2:59 pm

El juez federal Luis Rodríguez sobreseyó a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en la causa en donde se la acusaba de haber querido eludir embargos judiciales pasando bienes a nombres de sus hijos. La denuncia, de 2016, había tenido el impulso del fiscal Carlos Stornelli por la sospecha de “insolvencia fraudulenta”.

El magistrado argumentó que la cesión de derechos hereditarios gananciales que la exmandataria realizara en favor de sus hijos Máximo y Florencia Kirchner ocurrió antes de que fuera procesada y embargada, el 10 de marzo de 2016, y “en esa fecha no solo no se encontraba procesada –ni se había decretado embargo alguno sobre sus bienes– sino que ni siquiera había prestado declaración indagatoria”.

No obstante, Rodríguez admitió que ya había sido citada en febrero en la causa de dólar futuro y tenía otra convocatoria judicial cursada para para el 13 de abril. “No resulta un dato menor señalar que la causa denominada Los Sauces ni quiera había sido iniciada”, agregó el magistrado. Sí existía, no obstante, el expediente Hotesur, que nació en 2014.

Además, el juez sostuvo que la denuncia, impulsada por el fiscal Carlos Stornelli, tenía también un inconveniente legal: “Cabe recordar que el delito de insolvencia fraudulenta no se tiene como objeto para punir al insolvente, sino al deudor fraudulento que finge insolvencia o que realiza actos dispositivos de su patrimonio con el único propósito de eludir una obligación civil. Ello no ocurrió”.

No pretendo desconocer que sí cedió la totalidad de los derechos que le correspondían respecto de la herencia de los bienes de carácter ganancial que integraron el patrimonio de la sociedad conyugal que mantuviera con su esposo y que esta cesión sí logró ser asentada en los registros de Río Gallegos. Pero, sin desatender lo expuesto, no puedo dejar de señalar que si el magistrado (Claudio Bonadio) que intervino en la instrucción del sumario conocido como Los Sauces –y que se inició luego de la cesión– entendió como necesario adoptar medidas a efectos de preservar la situación de los bienes registrados a su nombre, para que durante el desarrollo de la investigación la encausada no intentara licuar su patrimonio y así frustrar el accionar de la justicia, tenía a su alcance el artículo 305 del Código Penal”, dijo.

COMENTARIOS