Judiciales

Axel Kicillof perfila una Corte Suprema bonaerense afín a sus intereses

El Gobernador de la Provincia querría jubilar a algunos jueces, y pelea abrir tres vacantes

sábado 14 de diciembre de 2019 - 9:53 am

Ocurrió la semana pasada , sin prensa. Vidal fue a visitar a la Corte bonaerense para despedirse. El encuentro lo califican como cordial. A la ex mandataria se la vio golpeada por el resultado electoral. no se cruzaron viejas cuentas. Ella también intentó jubilar por la fuerza a por lo menos un cortesano.

No hay ideas nuevas en manejos del poder, en todo caso se reinventan. Con distintas maneras y formas, a los gobernantes les gusta evitar sorpresas y tratar de manejar todos los botones del poder. El problemas es cuando estos desplazamientos se hacen tirando por tierra mecanismos institucionales.

La Corte Bonaerense ha sido una piedra en los zapatos de varios antecesores de Kicillof. La ex gobernadora tenia el plan de haber sido reelecta de forzar la salida de  cortesanos que venían marcándole la cancha. Fallos adversos que comprometieron las arcas provinciales, generaron un ambiente de malhumor.

La idea fue debatir es que a los ministros de la Corte Bonaerense se les aplique el mismo criterio de la Constitución Nacional, es decir que se retiren a los 75 años y no que se perpetúen en el pedestal. Algo parecido trama la nueva gestión y se estudian diferentes alternativas. Todas ellas parecen dificil de concretar. La presión pública tan bien conocida por el kirchnerismo puede ser la clave.

Según consignó Expediente Político, es un tema que Cristina y el gobernador le encomendaron al flamante, Ministro de Justicia , Julio Alak. También en cierto que el inmediato objetivo es conseguir la salida del actual Procurador, Julio Conte Grand, un puesto clave desde donde se monitorean todas las investigaciones. El abogado del Pro quiere resistir.

La Corte bonaerense que advirtió el estado calamitoso de las cárceles:” donde se alojan más de 42 mil internos a pesar de que las plazas disponibles no alcanzan las 22 mil,  Nada nuevo bajo el sol, salvo que el Alto Tribunal provincial, lo localiza cuando ya se fue la gestión de Vidal. Al ex ministro de justicia , Gustavo Ferrari, le molestó el informe ya que fue su caballito de batalla las supuestas mejoras en la vida carcelaria.

Daniel Fernando Soria, es el preferido del nuevo gobierno bonaerense. Fue funcionario de Alak, cuando este fue intendente de La Plata. Los demás están en la mira de la nueva gobernación. Saben que tienen procedencia duhaldista y radical muchos de ellos. Tres vacantes, al menos, para cubrirlas con aliados.

COMENTARIOS