Política

Sospechosa compra: exgobernadora de Tierra del fuego pagó US$ 2 millones por un casino de Cristóbal López

Rosana Bertone había logrado en diciembre de 2018 que la Legislatura provincial le autorizara un endeudamiento de hasta 10 millones de dólares para adquirir el casino

jueves 12 de diciembre de 2019 - 5:43 pm

La ex gobernadora de Tierra del Fuego Rosana Bertone compró por 9,1 millones de dólares, en el último día de su gestión, el edificio donde funcionaba el casino de la ciudad de Ushuaia, propiedad de la firma Casino Club vinculada al empresario Cristóbal López.

Bertone dejó el cargo el domingo 8 para jurar como diputada nacional, pero el viernes 6 concretó la adquisición del casino con forma de ballena ubicado sobre la costa del Canal Beagle, que cerró sus puertas en octubre de 2018 y que el Estado provincial prevé convertir en un centro cultural.

Por ahora solo se formalizó un pago de 2 millones de dólares, y los 7,1 millones restantes se cancelarán en los próximos 5 años, a través de 20 cuotas trimestrales de 355 mil dólares, señaló Tribuna de Periodistas.

Sin embargo, la operación fue cuestionada por el gobernador electo, Gustavo Melella, que asumirá el próximo martes 17 y que no estuvo de acuerdo, ni con la compra del edificio ni con el desembolso realizado por Bertone poco antes de dejar el cargo.

La ex gobernadora había logrado en diciembre de 2018 que la Legislatura provincial le autorizara un endeudamiento de hasta 10 millones de dólares para adquirir el casino y realizó el pago de 2 millones de dólares utilizando fondos corrientes.

Según el entorno de Melella, la operación está “plagada de puntos oscuros”, que van desde el costo del edificio que “varió desde los 6 hasta los 10 millones sin demasiadas justificaciones”, hasta la oportunidad en que se lleva a cabo, “en medio de una crisis económica, comprometiendo la futura gestión y no siendo un tema prioritario”, dijeron las fuentes consultadas.

El inmueble, ubicado en pleno centro de la capital fueguina, y en un sitio de fácil acceso para turistas y residentes, posee amplios espacios en desnivel, además de un sofisticado sistema de calefacción, doce baños, dos cocinas, un restaurante y un escenario, entre otras comodidades.

La firma llegó a emplear a más de 250 personas en el pico de su expansión en Ushuaia, y además de los juegos de azar se dedicó a organizar shows musicales y fiestas temáticas. Tras el cierre de la sala, la empresa vendió sus concesiones de explotación vigentes hasta 2035, por $750 mil dólares, en una operación que también fue autorizada por el Gobierno fueguino.

COMENTARIOS