Asunción de Alberto

La modesta primera noche de Alberto Fernández en Olivos: asado y un pedido peculiar

Luego de dar su discurso presidencial en la Plaza de Mayo, Alberto Fernández pasó su primera noche en la quinta de Olivos: "La encontramos muy bien", aseguró a periodistas acreditados en la Casa Rosada

miércoles 11 de diciembre de 2019 - 4:09 pm

Alberto Fernández pasó su primera noche en la quinta de Olivos y, sin ningún complejo, aseguró esta mañana a periodistas acreditados en la Casa Rosada: “La encontramos muy bien”.

El presidente llegó de noche a la quinta, tras brindar su discurso presidencial ante una colmada Plaza de Mayo, que lo despidió con fuegos artificiales. Al llegar, informa Infobae, comió un asado regado de vino junto a su familia y sus principales colaboradores, como Santiago Cafiero, jefe de Gabinete; Juan Pablo Biondi, flamante secretario de Comunicación, y Miguel Cuberos, que asumirá en la Subsecretaría General de la Presidencia. Tres de los hombres de confianza que lo acompañaron a sol y sombra durante toda la campaña y que estarán a metros de su despacho en Casa Rosada.

Otro colaborador de estrechísimo vínculo que participó fue Juan Manuel Olmos, jefe de Asesores de la Presidencia. Y Francisco Bustillo, su amigo embajador uruguayo en España, que lo alojó durante su gira por ese país en la campaña.

Durante la comida se hizo un repaso del día y se hablo de la agenda de este día.

Sobre la quinta, Alberto Fernández no tuvo quejas. Su única petición fue cambiar el colchón de la habitación principal del chalet presidencial, que hasta el fin de semana compatieron Macri y Juliana Awada.

Este miércoles Fernández aterrizó en Balcarce 50 a la 9.09. Allí recibió al presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel con quien se reunió alrededor de las 9.30. Luego, se dirigió a La Plata para presenciar la asunción de Axel Kicillof y, a las 18.15, viajará hasta la Legislatura de Santa Fe para respaldar a Omar Perotti, quien asumirá al frente de la Gobernación local y así marcará el regreso del PJ a ese distrito.

COMENTARIOS