Alimentación

Qué alimentos comer en cada ocasión

Sugerencias de algunas comidas acordes a la situación

viernes 20 de diciembre de 2019 - 7:22 am

Los alimentos equivocados pueden afectar el resultado de tu desempeño. Se le planteó una serie de situaciones a expertos en nutrición y se les consultó qué comerían para afrontar mejor el reto.

Una reunión importante

Qué ingerir: Té con poca leche. Los tés oolong, verde o negro contienen L-teanina, aminoácido que traspasa la barrera hematoencefálica y genera serenidad a la par que alivia la ansiedad y produce vivacidad, por lo que es el tónico perfecto antes de una reunión importante. Además, el ligero estímulo de la cafeína del té aportará una ventaja mental sin provocar ansiedad; el calcio de la leche ayudará a relajar los músculos.

Recuperarse de una larga noche

Qué ingerir: Desayuná medio litro de agua, un huevo duro o revuelto, una fruta, una taza de café o té verde y media de avena. Almorzá una pechuga de pollo, brócoli cocido y ensalada de porotos negros con quinoa. Cená un salmón con verduras al vapor y arroz integral.

La deshidratación exacerba el cansancio; el agua te ayudará a contrarrestarla. Conviene cargar baterías con una mezcla de carbohidratos complejos, proteína y fibra: huevo, fruta y avena son la combinación ideal. La avena podría mantenerte alerta todo el día.

Barrer

Qué ingerir: Pan de granos germinados con aceite de coco y palta. Los carbohidratos del pan darán energía. La palta y el aceite contienen bastante grasa, lo cual ayuda a sentirse satisfecho más tiempo.

Día de mandados

Qué ingerir: Avena cortada, claras de huevo, fruta y frutos secos. Iniciar un día ajetreado con un buen desayuno es importante. La avena dará carbohidratos con bajo índice glucémico y las claras de huevo o licuado proteico, proteínas. Agregar fruta también aporta energía para el resto del día. Hacer varias comidas pequeñas (en vez de tres grandes) también es una buena idea. Las grandes cantidades de alimentos nos hacen aflojar el ritmo y sentirnos más cansados. Llevá almendras consigo para picar y obtener pequeñas dosis de energía.

Cena Navideña

Qué ingerir: Pistachos. Si querés frenar el impulso de atiborrarte en las comidas familiares, comé pistachos antes: tienen proteína y fibra, la combinación perfecta para ahuyentar el hambre. “Cuando llegue a la cena, ya no estarás tan hambriento. Además, su textura crujiente podría aliviar el estrés. Las cáscaras dejan evidencia de cuánto has comido, lo que, según las investigaciones, ayuda a reducir el consumo: teoría conocida en el mundo de la nutrición como el Principio del Pistacho.

Un examen importante

Qué ingerir: Semillas de lino. Son estupendas para aumentar la concentración y la memoria. Se sugiere agregarlas a la avena, licuados y licuados proteicos. Son altas en fibra y omega 3, lo que ayuda a mejorar la atención al estabilizar los niveles de glucosa en la sangre. Molé las semillas en una licuadora, molinillo de café o procesador de alimentos para que sea más fácil digerir la fibra y se reduzca más eficazmente el nivel de azúcar en la sangre.

La fiesta anual de la oficina

Qué ingerir: Verduras con hummus o porotos negros y choclo. Los carbohidratos de las legumbres aumentan rápidamente la serotonina, un neurotransmisor que combate el dolor, disminuye el apetito y genera serenidad. La fibra y la proteína de las legumbres promueven una digestión gradual, lo que aporta energía duradera e incrementa el ánimo.

Fuente: Selecciones

COMENTARIOS