Instagram

Le tomaba fotos a su mujer y ninguna le gustaba: así comenzó Instagram

La red social para compartir fotos más famosa del mundo nace a partir de la idea de un joven apasionado por la fotografía y su popularidad comienza tras una conversación con su novia en la playa

lunes 9 de diciembre de 2019 - 3:23 pm

En menos de una década, Instagram se convirtió en un gigante en el mercado, siendo la aplicación favorita en el mundo para compartir fotografías y creciendo día a día con  nuevas funciones que suelen tener buenos resultados. La app de photo-sharing destaca por la simplicidad de su diseño y usabilidad y es, además, el principal ingreso hoy en día de la compañía Facebook, que la adquirió en 2012 por apenas u$s1.000 millones a comienzos de 2012. A pesar de ser una de las aplicaciones más utilizadas por miles de millones, lo que pocos saben es cuál es el origen de éste fenómeno. Te lo contamos.

La aplicación surge a partir de la idea de Kevin Systrom, un estudiante de Stanford apasionado por la fotografía, que buscaba desarrollar una app relacionada con la cámara, donde las  fotos pudieran cargarse rápidamente y con un objeto que la distinga del resto.

Según contó Systrom, el elemento distintivo lueg0 serían los filtros, que surgieron tras una charla en la playa con su esposa, quien no quería utilizar la red social porque creía que sus fotos no salían tan bien como las de otros. “Es que ellos usan aplicaciones de filtros”, respondió el emprendedor. A lo que ella remató: “Entonces, eso es lo que tenés que hacer”.

En Stanford, cursaba la carrera de Administración, Ciencia e Ingeniería y, a pesar de su pasión por los lentes,  en un principio se desempeñó como pasante en la empresa de podcasts Odeo, luego trabajó en Google, donde se ocupó del marketing de Gmail y el Google Calendar, y más adelante se unió a Nexstop, una startup de recomendaciones para viajes.

En su tiempo libre, Systrom trabajaba en el desarrollo de su app. Para llevar adelante su desarrollo convocó a Mike Krieger, su amigo de la universidad, con quien se centraron en la posibilidad de subir fotos, con una estética basada en las famosas imágenes de Polaroid. Tras dos meses de trabajo, Instagram (acrónimo de ‘telegrama instantáneo’) fue lanzada en octubre de 2010, aunque solo para iOS.

A las pocas horas ya contaba con 10.000 usuarios registrados y en la primera semana pasaron los 200.000 y  en febrero de 2011 recibió su primera gran inyección de capital por u$s7 millones. Luego, recibió un nuevo espaldarazo por u$s55 millones.

Facebook compró la app en 2012, cuando Instagram ya tenía una base sólida: 30 millones de usuarios activos que publicaban unas 5 millones de fotos por día. Si bien durante años dejó que operara con independencia, luego se transformó en la principal flota con la que Zuckerberg enfrentó el repunte de Snapchat.

Según reveló en la última conferencia de resultados de su empresa, el crecimiento del 34% de las impresiones de anuncios estuvo protagonizado, especialmente, por Instagram. Y, a futuro, planea explotar su veta comercial a través de un canal de e-commerce directo, para el cual ya comenzaron las pruebas piloto. Facebook lleva facturados casi u$s50.000 millones en lo que va del año, con Instagram como principal fuente de esos ingresos.

COMENTARIOS