Opinión

Quién es Coti Nosiglia, el político que influyó en las elecciones de Boca

Santiago Caruso

Jefe de Redacción - Nexogol

Hombre de renombre para la política nacional pero desconocido en el mundo del fútbol, fue uno de los impulsores de Mauricio Macri décadas atrás y el que podría haberle dado el golpe de gracia

lunes 9 de diciembre de 2019 - 3:59 pm

Por Santiago Caruso (@Santiago_Caruso)

La persona más influyente que tuvo las elecciones en Boca Juniors fue sin dudas Juan Román Riquelme. Desde que el ídolo auriazul anunció la decisión de integrar la lista de Jorge Amor Ameal, el panorama cambió por completo al punto que el brazo político de Mauricio Macri recibió una contundente derrota después de 24 años al poder.

Sin embargo, hay ciertos sectores que atribuyen lo sucedido en los sufragios del pasado domingo 8 de diciembre a Enrique Coti Nosiglia. ¿Quién es el sujeto en cuestión? Conocido en la política argentina pero desconocido dentro del ámbito deportivo, ofició de Ministro del Interior durante el mandato de Raúl Alfonsín, para quien además significó uno de sus operadores de mayor confianza.

El hombre de 70 años estuvo toda la vida ligado a la Unión Cívica Radical. Su agrupación “Por un Boca mejor”, fundada en 1995, es una de las más importantes en el mundo xeneize y llevó al todavía presidente de la República Argentina a convertirse en el mandatario más exitoso de la historia auriazul; un trampolín para luego saltar a la política nacional con el PRO.

En un año movido también a nivel país, Nosiglia estableció las primeras diferencias con Daniel Angelici. El dirigente saliente de Boca -a quien Coti apoyó en sus candidaturas victoriosas de 2011 y 2015- buscó saltar al primer lugar de la UCR, algo que no gustó en el círculo radical histórico.

Después los hechos hablaron por sí solos. Nosiglia apoyó a la lista de Ameal, Pergolini y Riquelme. Acompañó los cierres de campaña y condujo a los suyos a que aporten con su voto en los comicios. De esta manera se encargó de ayudar a terminar con los 24 años ininterrumpidos de línea macrista, a la que tanto le dio en las décadas anteriores.

En la ambición política de Macri, la derrota de Christian Gribaudo -otro claro ejemplo de lo que fue Boca en la cuna de dirigentes para Cambiemos- seguro hirió las expectativas de alguien que tenía todo y ya no tiene nada. ¿Habrá sido ese el golpe de gracia por parte de quien le sirvió como principal impulsor?

COMENTARIOS