Salud

Cómo afecta la contaminación acústica a tu salud

Cuáles son los efectos negativos en nuestro cuerpo

jueves 12 de diciembre de 2019 - 7:56 am

El ruido está considerado como uno de los principales agentes contaminantes del mundo moderno, el agente contaminante “invisible”. Sin embargo, sus efectos son muy visibles y perjudiciales, en especial sobre la saluda a nivel físico, psicológico y emocional.

Estos es la forma en que nos afecta:

– El efecto más conocido es la pérdida auditiva, derivada de una exposición prolongada a altos niveles de ruido sin protección o de un trauma acústico por un sonido muy elevado.

– Hay estudios que también muestran la relación que existe entre el ruido y un aumento en la incidencia de trastornos cardiovasculares.

– Incremento de la presión sanguínea y tensión muscular.

– Problemas de visión.

– Alteraciones del aparato digestivo y cambios hormonales.

– Estar expuestos a estos niveles de ruido, sobre todo de forma continua, puede provocar estrés crónico, lo que aumenta la irritabilidad y las sensaciones de ansiedad y desamparo.

– El exceso de ruido deriva en el debilitamiento del sistema inmunológico.

– Trastornos del sueño, sobre todo en ancianos, niños y mujeres. A su vez, perjudican seriamente a la memoria y el aprendizaje.

– Mucho ruido (o sostenido) afecta a la concentración, lo que influye en el rendimiento laboral y escolar.

– El ruido excesivo tiene, además, un impacto negativo en el comportamiento social de las personas.

Para frenar la contaminación acústica (y sus efectos) los especialistas recomiendan conocer los decibelios que nos rodean, para saber cuáles pueden ser una agresión para nuestros oídos y los de los demás. En el caso de pasar largos periodos de tiempo en ambientes que superen los niveles recomendables, debemos usar tapones o protecciones adecuadas para los oídos.

Asimismo, hay otros gestos también muy sencillos que todos podemos poner en práctica para proteger nuestros oídos del ruido y evitar problemas como la pérdida de audición por esta causa:

– Bajar el tono de voz.

– Utilizar un volumen adecuado cuando oímos música, la televisión o la radio.

– Si escuchamos música con auriculares, es recomendable:

• No superar el 60 % del volumen máximo del aparato.

• Usarlos menos de 60 minutos al día.

• Siempre que sea posible, emplear aparatos con limitador de volumen para no rebasar los niveles saludables.

Fuente: Eroski Consumer

COMENTARIOS