Salud

Cuatro enjuagues naturales para preparar en casa

Cómo cuidar tus dientes y a la vez evitar productos libres de químicos

jueves 5 de diciembre de 2019 - 7:52 am

El enjuague bucal es muy indicado para prevenir infecciones, inflamación de encías, mal aliento y tener una buena higiene diaria. También tiene propiedades antisépticas y reparadoras.

Al preparar uno natural evitamos las sustancias agresivas y no se verán afectados los dientes o las encías. Además están libres 100% de químicos y otros aditivos.

Podés prepararlo a base de diferentes ingredientes, solo necesitás un frasco de vidrio para guardarlo en la heladera y lo podés preparar en casa.

Menta, anís y romero

Hervir 2 1/2 taza de agua mineral o destilada, agregar una cucharadita de hojas de menta, una de hojas de romero, y una de semillas de anís. Dejar la hervir la infusión durante 20 minutos, luego enfriar y conservar en una botella de vidrio en la heladera.

Bicarbonato de sodio

Permite eliminar bacterias y contribuye a blanquear los dientes y eliminar el mal aliento. Prepara una taza de agua, agrega una cucharadita de bicarbonato de sodio (5 gramos), 3 gotas de aceite esencial de menta.

Introducir los ingredientes en un frasco de vidrio y agitarlo antes de usar. Realizá gárgaras durante 20 segundos con la cantidad que consideres necesaria.

Enjuague bucal de limón

Mezclar 3/4 taza de vodka, 20 gotas de aceite esencial de limón y 30 gotas de aceite esencial de bergamota en una botella de vidrio. Dejar la mezcla macerar durante una semana agitándolo una vez por día. Para utilizarlo diluir la mezcla colocando una parte de la mezcla del enjuague bucal, con 3 partes de agua.

Aceites esenciales

Una buena opción es fabricar tu propio enjuague bucal a base de aceites esenciales. Podés realizar una mezcla de aceite esencial de anís estrellado, limón, menta o romero, con 30 ml de cada uno será suficiente para conseguir una buena cantidad de producto.

Colocá los ingredientes en una botella oscura, agitala con fuerza para que todo se mezcle adecuadamente. Al momento de usarlo colocá dos o tres gotas del preparado en un vaso con agua, revolvé los ingredientes para mezclar bien antes de introducirlo en la boca.

Simplemente debés hacer unas cuantas gárgaras para que su efecto limpiador a todos los rincones, sientas un frescor y limpieza completa. Cualquiera de las opciones podés utilizarlas a diario y para obtener mejores resultados debes agregar un buen cepillado, y el uso de hilo dental.

Fuente: Nosotras

COMENTARIOS