Alimentación

Consejos para ahorrar a la hora de hacer las compras

Qué podemos hacer para evitar gastar de más

miércoles 4 de diciembre de 2019 - 7:38 am

A la hora de hacer las compras, una de las cosas que más tenemos en cuenta es cuidarnos de no gastar fortunas. Para ello, estos consejos pueden serte de utilidad.

1. Elegí el carrito adecuado

Es lo primero que se hace al llegar a un súper y la primera forma de ahorrar. A menos que estés haciendo una compra semanal, usá un carrito pequeño para limitarte.

2. Sin embargo, no optes por un canasto. 

Puede sonar contradictorio, pero llevar un pequeño canasto colgando también hace que los consumidores se tienten. Hay algo en la acción de flexionar los músculos del brazo para sostener el canasto que provoca un deseo inconsciente de comprar cosas ricas como golosinas, de acuerdo con un estudio de comportamiento de la revista de la Asociación Americana de Marketing.

3. Hacé compras a la mitad de la semana. 

Según el portal de noticias sobre las compras, smartcarting.com, el mejor día es el miércoles. Las tiendas no están llenas y puede que ese día haya promociones.

4. Andá menos veces.

Cada vez que vas a hacer compras, gastás dinero. Si lo reducís a una vez, ahorrarás tiempo y dinero, especialmente en los artículos que se compran por impulso.

5. Hacé las compras solo.

Cuando lo hacemos acompañados, terminamos comprando hasta un 65 por ciento de productos que no teníamos previstos.

6. Excepto en los mayoristas.

El único lugar en el que debe hacer compras acompañado es en los grandes supermercados mayoristas. Se sugiere ir con algún amigo o familiar para dividir los artículos que se compran por cantidad. Para ahorrar más todavía, optá por las marcas de la tienda; pueden llegar a ser un 75 por ciento más baratas que las conocidas en el mercado.

7. No te pierdas en el laberinto.

Hay una razón por la que la leche está al fondo en las tiendas. El fin es ubicar la sección de los lácteos lo más alejada posible de la entrada, así los compradores tienen tiempo de encontrar productos adicionales que no tenían la intención de comprar. Mantenete en el perímetro de las tiendas, donde se encuentra la comida fresca

8. Pero no te quedes atrapado en la rutina del mayorista.

No todo es una ganga en los supermercados mayoristas. A veces, es mejor una oferta de una cadena minorista.

9. Aprovechá los súper cooperativos.

En muchos lugares existen los supermercados cooperativistas, que manejan toda la cadena de distribución/comercialización pero también, y este es el secreto, la productiva. Esto permite que los precios sean muy convenientes, principalmente en los productos primarios.

10. Consumí productos de estación. 

Las frutas y verduras frescas que se cultivan por la zona suelen ser las más convenientes en los supermercados y los mercados de productores.

11. Mirá los estantes de arriba y de abajo.

Las tiendas ponen los artículos más conocidos —y generalmente, más caros— a la altura de los ojos. De hecho, los proveedores suelen pagar un costo extra para conseguir una ubicación privilegiada. Para encontrar las ofertas, mirá hacia arriba y hacia abajo, hacia los estantes más altos y los más bajos.

12. Optimizá el dinero que gastás en lo orgánico.

Los productos orgánicos certificados (en los que se garantiza que fueron cultivados en suelo de mejor calidad y sin pesticidas potencialmente dañinos) cuestan casi 50 por ciento más que sus contrapartes convencionales. Pero los posibles beneficios que aportan a la salud varían. Gastá dinero extra en alimentos cuya cáscara consumas: manzanas, duraznos, frutillas, uvas, apio y papas.

13. Cuidado con el peso del agua.

Muchas tiendas rocían los productos con atomizadores. Sacudí el exceso de humedad de la lechuga, las hierbas y otros alimentos por el estilo antes de meterlos en la bolsa. Si no, terminarás pagando por el peso del agua.

14. Cortá con la chatarra.

Gastamos casi el 25 por ciento de nuestro presupuesto para comida en alimentos procesados y golosinas.

15. Aprovechá las ofertas todas las semanas.

Comprar los productos básicos cuando están de oferta es fundamental. Las mejores promociones suelen estar en el frente y en el centro de los volantes de las tiendas, y podés buscarlas en Internet antes de salir de su casa. Si hacés las compras habituales en un par de tiendas, investigá sus sitios web y fíjese si tienen aplicaciones. Allí, encontrarás las mejores ofertas.

16. Hacé una lista de compras.

Es necesaria, porque las personas que hacen compras con una lista pasan mucho menos tiempo en la tienda y también compran menos cosas por impulso.

17. No te encandiles con las marcas.

Las marcas propias de cada tienda suelen costar entre un 15 y un 30 por ciento menos que las conocidas, y a veces las fabrica la misma compañía.

Fuente: Selecciones

COMENTARIOS