Daniel Deiana

Quién es Daniel Deiana, el médico tucumano que quiere federalizar el mutualismo

Daniel Deiana, de 55 años, es presidente de la Mutualidad Provincial Tucumán y aspira a desarrollar en todo el país un modelo productivo basado en el mutualismo y el cooperativismo

lunes 2 de diciembre de 2019 - 8:14 pm

“Soy médico hace 30 años y hace 15 empecé como presidente de una mutual muy importante”, dice Daniel Deiana, quien fue recientemente elegido legislador provincial de Tucumán por el Partido de la Renovación y la Dignidad.

Desde su nueva banca, Deiana quiere impulsar la Ley de Fomento de la Economía Social, con el objetivo de generar fuentes de trabajo, y crear una matriz productiva diferente basada en la solidaridad.

La Mutualidad Provincial Tucumán cuenta con más de 200.000 afiliados, a quienes se les brinda el servicio de consultas médicas, odontológicas, emergencia domiciliaria, estudios complementarios y cuidados paliativos para pacientes terminales. Y no sólo eso: también otorga becas estudiantiles, cuenta con una farmacia, y dos hoteles propios para los socios.

A su vez, la Mutualidad Provincial Tucumán forma parte de la Federación Tucumana de mutuales (FETUM), que nuclea al 95% de los socios mutualistas de la provincia de Tucumán, también presidida por Daniel Deiana.

Además, como secretario de Capacitación y Educación de la Confederación Argentina de Mutualidades (CAM), donde cursa su segundo período, Deiana tiene la responsabilidad de capacitar, promocionar y educar en temas referidos al mutualismo.

En el marco de la CAM, el legislador electo anticipa que el año que viene comenzará un curso de formación para directores de clubes de mutuales, y para cuidadores domiciliarios, en convenio con la UNTREF.

Sin embargo, el máximo desafío de Deiana es hacer del mutualismo una política de estado. Por eso, está trabajando en un proyecto para que desde el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), organismo dependiente del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, se desarrolle el mutualismo y el cooperativismo en el norte y en el sur del país, donde aún tiene un “retraso”.

El proyecto tiene como ejes fundamentales afianzar la imagen corporativa de las Cooperativas sociales y de trabajo, diseñando políticas creativas y eficaces para que puedan reflotar pequeñas y medianas empresas en crisis, volviendo a imponer en el mercado los bienes de su fabricación, generando así nuevas fuentes de trabajo y reactivando el consumo de dichos productos.

Establecer e institucionalizar vínculos con las entidades de segundo grado (Federaciones territoriales) para trabajar mancomunadamente dado su conocimiento zonal, sobre el control y fiscalización de las entidades mutuales y/o cooperativas, con respecto al cumplimiento de normas y resoluciones (efecto correctivo); proyectando en un futuro aplicar las políticas de trabajo de entidades internacionales. Generar un espacio de formación para los dirigentes cooperativistas y mutualistas, como así también para los empleados, con el propósito de plasmar los conocimientos optimizando los servicios actuales e implementado nuevos bienes/prestaciones que satisfagan las necesidades de los socios en estado de mayor vulnerabilidad social, mejorando así su calidad de vida.

Daniel Deiana

Daniel Deiana

 

Por otra parte, trabajar de manera integradora sobre determinados objetivos para más y nuevos servicios, brindándoles así a todas las entidades cooperativas y/o mutuales bajo las mismas condiciones/costos, la posibilidad de prestación de los mismos, con el objetivo de satisfacer las necesidades de los asociados hasta en los lugares más marginales. Por último, promover e implementar un plan de educación cooperativista y mutualista, promocionando la creación de cooperativas y mutuales escolares.

“La parte formativa de mutuales es fundamental. Si eso se puede aplicar en todas las organizaciones mutuales de todo el país, serviría para el desarrollo de microemprendimientos y de PyMes para dinamizar la economía en las distintas regiones”, considera el presidente de FETUM.

Finalmente, Daniel Deiana sentencia: “Los servicios de asistencia financiera, salud, turismo, vivienda y educación del mutualismo, son los que hay que poder focalizar en una política pública. Hay que poder generar ahí un referente en el mercado que permita llegar a los sectores más postergados”.

COMENTARIOS