Política Internacional

Qué dijo el embajador ruso en Argentina sobre el Gobierno de Alberto Fernández

Dmitry Feoktistov llegó al país en agosto pasado, en momentos en los que el país se encontraba en plena transición política; en una entrevista, reveló su análisis de las relaciones diplomáticas durante el macrismo y planteó objetivos para el próximo gobierno

jueves 28 de noviembre de 2019 - 5:48 pm

El cambio de gobierno a nivel local derivó en un viraje en la estrategia diplomática que la mayoría de los países tienen con la Argentina. La salida de Mauricio Macri y el ingreso de Alberto Fernández a Casa Rosada trastocó las prioridades que tendrá nuestro país en términos de relaciones internacionales. En un comienzo, analistas internacionales vaticinaban que Fernández mantendría un equilibrio en sus vínculos bilaterales, pero las primeras señales dejaron entrever definiciones claras en la relación que piensa mantener con Estados Unidos, México, Chile y Brasil.

Sobre las expectativas internacionales puestas en Fernández, el embajador de la Federación de Rusia, Dmitry Feoktistov, aseguró: “El gobierno tiene que crear sus propias zanahorias para atraer negocios. Así que esperamos que el gobierno que asuma el 10 de diciembre ofrezca tanto a Rusia como a los inversores de otros países las condiciones que los atraigan”.

En diálogo con Gaceta.com.ar, Feoktistov agregó: “La economía argentina, en muchos casos, sigue siendo cerrada y proteccionista. Rusia, en el ranking internacional Doing Business está ganando posiciones y el objetivo es llegar al puesto veinte. Argentina está en el sesenta. Esta coyuntura económica no favorece la llegada, tanto de empresas rusas como de otros orígenes, porque hay riesgos. Conocemos bien el método del palo y la zanahoria, y ahora no se pueden usar palos para atraer negocios al país”.

El embajador ruso en Argentina se refirió también a la posibilidad de realizar trabajos en conjunto entre ambos países: “Hay varios ámbitos en los que podríamos cooperar, pero le daré un ejemplo: el de la energía nuclear. Tanto Rusia como Argentina tienen sus diferentes tecnologías, pero también se pueden unificar en algunos proyectos conjuntos. Tenemos una central nuclear flotante que podría ser instalada en un buque construido por Argentina. Otro ejemplo: la explotación de hidrocarburos no convencionales en Vaca Muerta está en un 4 por ciento. Y Argentina está pensando en ese yacimiento como una posibilidad cierta de salir de la crisis”.

También analizó los términos de intercambio comercial y afirmó que hay “mucho por delante” para que los mismos aumenten en el futuro: “El año pasado, el intercambio comercial creció 40 por ciento, una cifra récord. Pero en cifras absolutas el intercambio no es grande, alcanzó los 1.250 millones de dólares el año pasado. No es suficiente para nuestra asociación estratégica y para dos países miembros del G20. En la lista de sus principales socios comerciales de Rusia, Argentina está en el puesto 60. Y Rusia no es el principal socio comercial para Argentina. Si comparamos el actual nivel de intercambio ruso-argentino con los 27.000 millones de dólares con Brasil, los 19.000 millones con China y los 12.000 millones con Estados Unidos, queda claro que todavía tenemos mucho por delante”.

COMENTARIOS